La baja de Marisol, la enfermera que se suicidó, fue un accidente laboral

  • Nueva victoria judicial de la familia de la sanitaria para demostrar que su muerte fue fruto de este incidente en Torrecárdenas

Marisol Vargas con su marido, Fernando Yélamos. Marisol Vargas con su marido, Fernando Yélamos.

Marisol Vargas con su marido, Fernando Yélamos. / D.A.

Poco a poco, la justicia continúa dando la razón a la familia de Marisol Vargas, la enfermera que se suicidó en el Hospital de Torrecárdenas tras ser obligada a incorporarse cuando se encontraba de baja. El Juzgado de lo Social número 2 de Almería ha estimado la demanda de su familia contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social y el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y declarar que el proceso de incapacidad temporal iniciado por Marisol el 30 de diciembre de 2014 -el día en el que presuntamente sufrió un caso de acoso laboral- derivó de un accidente de trabajo, condenando a las demandadas en el "ámbito de sus respectivas responsabilidades a estar y pasar por esta declaración, con las consecuencias legales inherentes". La magistrada Lourdes Cantón Plaza señala en su fallo que no existían "elementos internos de personalidad que pudieran determinar o influir en la aparición del padecimiento puesto que no existen procesos previos de incapacidad temporal vinculados con enfermedades psíquicas o por estados de ansiedad o depresión". Todo ello de acuerdo a los datos ofrecidos por la Unidad Médica de Valoración de Incapacidades aportados por el letrado José Ramón Cantalejo, abogado de la familia de Marisol, en la causa. Es más, añade que tampoco consta "la existencia de factores externos y ajenos a la actividad laboral que hubieran podido confluir o coadyuvar en el diagnóstico". "Lo cierto es que tanto en razón a la prueba directa que ofrece el diagnóstico clínico como a la de presunciones inferida por la ausencia de antecedentes patológicos y del contexto temporal de su baja en cronología e inmediata relación con el incidente vivido, debe atribuirse a la situación de baja producida el carácter de accidente de trabajo", precisa la juez. Todo ello sin olvidar que la sentencia, consultada por Diario de Almería, afirma que "resulta acreditado" que Marisol, enfermera del Servicio de Cardiología del Hospital de Torrecárdenas, "tuvo un incidente laboral en fecha 30 de diciembre de 2014 sobre las 17 horas cuando se encontraba prestando sus servicios". Algo que su marido, el médico y escritor Fernando Yélamos, ha defendido en todo momento pues así lo dejó por escrito de su puño y letra la fallecida. Y que además recoge el propio fallo: "No cabe duda de que a raíz del incidente la actora tuvo que acudir a los servicios de urgencias del mismo Hospital por una crisis de HTA, para a continuación regresar a su puesto y finalmente marcharse tras un nuevo episodio de confrontación con el supervisor. Y a continuación acudió a su MAP que extendió parte baja con el diagnóstico "trastorno de ansiedad generalizada". Recuerda a su vez que el 2 de junio de 2016 fue dada de alta, "alta que fue declarada improcedente y anulada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios