Modalidades de esquí

  • La de descenso es la prueba de mayor recorrido y en la que se alcanzan grandes velocidades · El slalom requiere más habilidad y giros, y es de dos bajadas

El esquí alpino es el deporte de nieve por antonomasia, y, cómo no, la principal modalidad deportiva que se practica en la Estación de Esquí de Sierra Nevada. Dentro de esta modalidad hay varias disciplinas.

Una de ellas es la de descenso, la más larga de todas y donde se alcanzan las velocidades más elevadas de todo el esquí. Cada corredor realiza una sola bajada y el vencedor es el que invierte menos tiempo.

El slalom es el recorrido más corto, marcando con puertas de palos simples los virajes, muy cerrados y que requieren una especial habilidad. Se realizan dos mangas y el ganador es el que acumule menos tiempo.

El slalom gigante reduce las distancias entre puertas y hay más giros cerrados. Se realizan también dos mangas.

El super gigante combina la velocidad de un gigante y la precisión del slalom gigante, el recorrido es menor que las pruebas de descenso y solo se lleva a cabo una bajada.

La combinada la forman una prueba de descenso y una de slalom. Los dos mejores tiempos dan al ganador, aunque los recorridos suelen ser menos largos de lo habitual. Debe distinguirse de la valoración llamada también combinada, que resume calificaciones de una prueba de velocidad y una de slalom, pero celebradas de forma clásica y en días distintos.

Por último, el paralelo suele ser el cierre de una copa o liga por puntos. La pista es más corta que en slalom y los corredores actúan por parejas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios