Muere Josefina Samper, un icono antifascista

  • La mujer del sindicalista Marcelino Camacho expira en Madrid a los 90 años de edad

  • Medalla de Andalucía, aún no cuenta con una calle en Fondón, su pueblo, aunque su concesión se aprobó en pleno en 2016

"Nunca he perdido la voz; nunca he perdido mi amor propio. Aunque sea vieja nunca perderé el sentido de lo que siempre he hecho (...) Nunca perderé mi activismo porque, como le digo a mis hijos, lo tengo metido en mis carnes y siempre seré la misma". Así se expresaba hace prácticamente dos años Josefina Samper al conocer que había sido reconocida por el Gobierno autonómico con la Medalla de Andalucía por su activismo político y sindical en la clandestinidad, compromiso que continuó a su vuelta del exilio.

Nacida en 1927 en Fondón y esposa del líder del CCOO, Marcelino Camacho, Samper falleció durante la noche del lunes al martes en Madrid a los 90 años de edad. Hija de un minero que emigró junto a su familia a Orán, comenzó a los doce años su militancia en las Juventudes Socialistas Unificadas y a los 14 se afilió al PCE de la mano de Roberto Carrillo, hermano de Santiago Carrillo.

Patidos y sindicatos se suman al pésame por la pérdida la fondonera más reivindicativa

Formó junto a otras mujeres un grupo de apoyo a inmigrantes y refugiados políticos, lo que le permitió conocer al sindicalista Marcelino Camacho, con quien se casó en 1948. Tras el indulto de su marido, en 1957 regresaron del exilio y se trasladaron al madrileño barrio de Carabanchel, donde continuaron ambos su actividad política y sindical clandestina.

Durante esta época, Josefina Samper impulsó la creación en 1965 del Movimiento Democrático de Mujeres, germen del actual movimiento feminista, y centrado entonces en la ayuda a los presos políticos y la lucha por lograr mejoras en sus condiciones de vida. En noviembre de 1975, el rey Juan Carlos concedió el indulto a los presos que habían sido encarcelados por el denominado 'Proceso 1001', entre ellos Marcelino Camacho, lo que les permitió salir de la clandestinidad y continuar su lucha juntos hasta la muerte de él en octubre de 2010.

"Lo único que quería Marcelino era el bienestar del ser humano desde que nace hasta que muere, luchando y pensando que nada se regala y que todo hay que conquistarlo. Y para conquistarlo, hay que prepararse", afirmaba Josefina en un vídeo elaborado por CCOO cuando fue premiada con la Medalla de Andalucía.

Durante los últimos años ha recibido el reconocimiento a su carrera que se merecía, apoyada en todo momento por su hija Yenia Camacho. Sin embargo, entre ellos no se encuentra el de su propio pueblo. Aunque en 2016, a instancias del Grupo Municipal Socialista, se aprobó en el pleno del Ayuntamiento una iniciativa para organizar un acto de reconocimiento y dedicarle una calle o una plaza de Fondón, tras sacar de la propuesta la posibilidad de nombrarla hija predilecta, según confirmaron anoche fuentes del PSOE a Diario de Almería, este acuerdo no ha sido llevado a efecto casi dos años más tarde y Samper ya no podrá verlo en vida.

En aquella sesión plenaria, el portavoz socialista, Valentín Martín, dio lectura a la carta que la hija de Josefina Samper, Yenia Camacho, envió al Grupo Socialista en forma de agradecimiento por esta iniciativa y en la que escribía "mi madre no ha olvidado nunca su pertenencia a Fondón y lo difunde allá por donde va. Está orgullosa de su origen y de la gente de su tierra, que también es la de sus padres".

Tras su fallecimiento, las reacciones han sido muchas y muy sentidas. Entre ellas la de la Unión Provincial de CCOO en Almería, que calificó a Samper como una "luchadora histórica por los derechos de las mujeres" y una "figura insustituible" en el trabajo a favor de los derechos de los trabajadores. Recordaron también que "mantuvo viva" la memoria de Marcelino Camacho tras su muerte así como la lucha sindical "inspirando a las siguientes generaciones, participando incluso en varias reuniones que se organizaron en CCOO Almería".

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, expresó también este martes su pesar por el fallecimiento recordando que ha sido un ejemplo de "lucha por la justicia social". "Mi pesar por el fallecimiento de Josefina Samper, ejemplo de lucha por la justicia social y los derechos de los trabajadores", señaló en su cuenta en Twitter.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, usó esta misma red para afirmar que fue "una mujer valiente, sencilla y un referente en la lucha por los valores democráticos y la libertad", y trasladó sus condolencias por su muerte a familiares y amigos. UGT también utilizó Twitter para lamentar la muerte de una "mujer valiente, luchadora incansable y compañera de vida y luchas de Marcelino Camacho". El sindicato de Pepe Álvarez envió su cariño a la familia de Samper y a los compañeros de CCOO por su pérdida. Mismo caso del PCE, que definió a esta "camarada" como un "ejemplo de lucha en favor de la clase trabajadora" y un "ejemplo de dignidad".

El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo trasladó su pesar por la pérdida de una mujer "que representa, como muchas mujeres, en un momento profundamente difícil, la lucha por la mejora de las condiciones de la clase trabajadora".

La secretaria general de CCOO-A, Nuria López, compartió la "tristeza" de este día, recordando que Samper "ha sido defensora de los derechos de la mujer y los trabajadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios