Museo de los cuentos en un bosque encantado

  • La Casa de la Juventud alberga una exposición de cuentos gigantes durante toda la semana El edificio revive el aspecto de un lugar fantástico y mágico

La Casa de la Juventud de Vera se ha transformado en un bosque encantado para albergar, durante esta semana, el museo de los cuentos, como parte de los actos en conmemoración del Día del Libro.

Como ocurriría en uno de los cuentos más populares, la recepción y planta baja del edificio se han convertido, por arte de magia, en un decorado donde las columnas son árboles, un gran castillo preside la estancia, crecen setas gigantes del suelo, las nubes flotan del techo o podemos encontrar un pozo en medio de cualquier lugar.

Sin embargo, aunque este relato pierda romanticismo, este trabajo no es obra de un hechizo, sino de la iniciativa de los monitores de la ludoteca municipal y la organización de la Concejalía de Educación, con la edil María Montoya a la cabeza.

"El objetivo es que niños y mayores se sumerjan en un mundo de fantasía y vivan un cuento a través de los paisajes, personajes y paneles que habrá durante el recorrido", relata Conchi Pérez, coordinadora de la ludoteca.

El museo en sí se ubica en el salón de actos de la Casa de la Juventud y en él se exponen los cuentos gigantes que han elaborado los escolares de 3º y 4º de Primaria de los diferentes colegios del municipio.

Una quincena de relatos populares, como Pinocho, El gato con botas o Juan sin miedo, elaborados con materiales reciclados, se exponen para despertar el entusiasmo por la lectura y la escritura de los más jóvenes, y para el disfrute de todo aquel que quiera visitar el museo durante esta semana. En horario de mañana, los alumnos de primer ciclo de los centros escolares realizarán una visita guiada que incluirá un cuentacuentos. Por las tardes, cualquiera puede ver el museo de 16:30 a 20:30 horas.

Además de la recreación del bosque encantado y el museo, otras actividades forman parte de este evento cultural. Se celebra un concurso de cuentos para alumnos de tercer ciclo de Primaria; se exponen libros antiguos de cuentos, donados por vecinos del municipio; y se han recopilado relatos de autores locales para su digitalización y conservación en el archivo municipal.

La experiencia de la visita se completa con la posibilidad de contemplar diferentes títeres y decorados de obras de teatro infantiles representadas anteriormente en el municipio, y la posibilidad de fotografiarse en el photocall del museo de los cuentos.

Esta semana, sin lugar a dudas, grandes y pequeños tienen una visita obligada a un bosque encantado en el que la cultura, la tradición a través de los cuentos y las actividades lúdicas son los protagonistas principales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios