"Optimismo" en el PP pese a las "líneas rojas" de Cs al presupuesto municipal

  • Ciudadanos condiciona su respaldo al IBI, plusvalías y zona azul

  • El equipo de gobierno traslada una imagen de tranquilidad con las partidas de 2018 en vigor en febrero

La ausencia de mayoría absoluta en el gobierno municipal se hace notable una vez más en el intento del Partido Popular de sacar adelante las cuentas del Ayuntamiento de Almería de cara a 2018. Ramón Fernández-Pacheco y sus concejales vuelven a repetir idénticas situaciones en las negociaciones de los presupuestos, enfocadas especialmente en obtener el respaldo de los tres representantes de Ciudadanos, que fuerzan la introducción de sus estrategias o "líneas rojas" sin las cuales, aseguran, no aprobarán los ingresos y gastos que están siendo planificados de cara al próximo ejercicio, en medio de un rosario de declaraciones que repite exactamente las de hace un año y con realidades, de igual modo, antagónicas.

María Vázquez, como concejal de Economía, ha sido la encargada de trasladar ayer a la opinión pública las vibraciones del equipo de gobierno con respecto a las conversaciones que llevan manteniéndose con Cs desde prácticamente el mes de septiembre. "Optimismo" es el término escogido por la responsable municipal, que aseguró que la capital dispondrá del presupuesto en vigor y, por ende, dinero con el que invertir en obras y servicios, como "muy tarde" en el mes de febrero. Una fecha factible, si no se producen alegaciones y, eso sí, si en el Pleno a celebrar a la vuelta de las vacaciones de Navidad, los populares obtienen, al menos, ese respaldo de Ciudadanos.

El PSOE advierte de que hay riesgo de perder los primeros tres meses de inversiones

Ha sido así desde el inicio de la legislatura, habiendo introducido el equipo de gobierno propuestas -algunas como el estudio del tranvía con las que no se estaba de acuerdo y que, por otro lado, no se han abordado-, de la formación naranja. En este nuevo episodio, no podían faltar. En una rueda de prensa ofrecida ayer por el portavoz de Cs, Miguel Cazorla las concentraba en tres actuaciones, esas "líneas rojas" o exigencias con las que el PP se quedará sin apoyo al presupuesto, si no acepta reflejarlas en las cuentas de 2018.

La formación naranja ha pedido "taxativamente" al equipo de gobierno la bajada de la totalidad del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para materializarse íntegramente este próximo año. En segundo lugar, ha exigido el estudio y puesta en marcha de una tarificación especial o exención de la zona azul para los trabajadores cuyo centro laboral se encuentre en la radio del servicio de regulación del aparcamiento. Y, por último, Ciudadanos ha demandado la devolución de las plusvalías, con carácter retroactivo de cuatro años, según las instrucciones que indique la Dirección General de Tributos. "Todas las propuestas de Cs tienen el mismo grado de importancia, pero destacamos estas tres exigencias porque no hay un acercamiento con el PP y es donde se muestra más reacio a la hora de aceptarlas", aseguraba ayer Cazorla.

El panorama de negociaciones, harto complicadas a ojos de la formación naranja, es muy alejado al que también ayer trasladaba Vázquez, que no encontraba excesivos inconvenientes a esas exigencias. Recuerda que el Ayuntamiento está aplicando una bajada paulatina de la contribución de carácter anual, la cual tendrá su reflejo también en 2018. No mostró tampoco excesivos reparos a la propuesta de la zona azul, situándola primero en un contexto de estudio de viabilidad. Y, en cuanto a las plusvalías, sí expresó ciertas pegas en tanto en cuanto es el Ministerio de Hacienda "quien tiene que pronunciarse al respecto al procedimiento a seguir."

"No creo que esas líneas rojas imposibiliten llegar a un acuerdo", afirmó la edil, recalcando que "se trata de aspectos que afectan directamente a los ingresos, por lo que hay que estudiarlo con atención". Vázquez , que apeló a la responsabilidad de la oposición para no bloquear el presupuesto, reservó la parte dura de su discurso para el PSOE, llegando a calificar de "show" la postura de Pérez Navas, a quien reprocha su "no" público antes de conocer las propuestas presupuestarias del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios