El PAL aprueba un plan de saneamiento pero rechaza la auditoría al Consistorio

  • Medio centenar de trabajadores de subcontratas acudieron al Pleno al no cobrar hace casi tres meses · PP y PSOE centraron sus ataques en una "nefasta gestión" con una deuda local de 180 millones de euros

La mayoría absoluta del PAL (14 concejales en activo y Juan Enciso en prisión), frente al PP y el PSOE (10 concejales), aprobó ayer en un polémico y maratoniano Pleno la realización de un plan de saneamiento de las cuentas municipales, desestimando mociones de la oposición para que se realizaran auditorías tanto a las cuentas del ayuntamiento como a las de la empresa mixta Elsur.

Era la primera vez que la corporación trataba abiertamente ante los vecinos las causas y consecuencias de la Operación Poniente, que ha provocado el ingreso en la cárcel del alcalde Juan Enciso, entre otros. En el exterior de la casa consistorial y en los aledaños de la Sala de Plenos hubo durante toda la mañana una fuerte presencia policial, asistiendo a la cita de los concejales medio centenar de trabajadores de las subcontratas de Elsur, Jardines del Poniente, Jardines del Alcor, Lobelia Gestión y Energías Renovables, gestionadas por el empresario Juan Antonio Galán, que llevan casi tres meses sin recibir sus nóminas ni su paga extraordinaria.

Ellos fueron quienes aplaudieron a rabiar cuando el portavoz del Partido Popular, Francisco Rivera, le dijo al equipo de gobierno del PAL que "deben pedir la dimisión de Enciso. Un pueblo debe estar regido por alguien que esté libre de toda sospecha". Las posiciones fueron claras durante la sesión. Por una parte el PAL negaba que hubiera necesidad de auditar los ejercicios económicos ante el Tribunal de Cuentas de Andalucía porque todos los años se enviaban las cifras a Sevilla para ser supervisadas, prueba de la inexistencia de irregularidades. Por otra PP y PSOE exigían las auditorías tanto para las cuentas del ayuntamiento como para las de Elsur.

El alcalde en funciones y portavoz del equipo de gobierno, Ignacio Berenguel dio a entender que en breve, incluso en cuestión de horas, podrían recibir los atrasos los empleados de las subcontratas, puesto que en una reunión así se había decidido siempre que se levantara el embargo de las cuentas de Juan Antonio Galán, uno de los empresarios encarcelados. Sin embargo el responsable de Administración Local de Comisiones Obreras en la provincia de Almería, Juan López, se levantó al finalizar el Pleno afirmando que "exijimos de la corporación que efectúe el rescate de las empresas afectadas para que vuelvan a ser municipales. Elsur debe volver a ser municipal y los trabajadores de las subcontratas deben trabajar bajo el gobierno de la corporación. Nosotros tenemos conocimiento que puede estar en torno a dos o dos millones y medio de euros la deuda que tiene ahora Elsur con Juan Antonio Galán, además una deuda de 480.000 euros con la Seguridad Social y de casi 300.000 euros con los salarios para ponernos al día. Hay muchísimo dinero como para que los trabajadores estén sin cobrar y la excusa sea el embargo de las cuentas, el problema es que la empresa Elsur y el ayuntamiento carecen de liquidez en este momento. En conversaciones con el gerente esta misma mañana nos ha dicho que habría dinero para poder abordar una de las pagas y la paga verde extraordinaria, pero faltaría una segunda nómina y está a punto de llegar el vencimiento de este mes, y el día 15 vencen los salarios del empresario Amate, que los paga directamente Elsur, y nos tenemos que vamos a volver a estar en un Pleno manifestando nuestra discrepancia con esta actitud".

Ahora mismo se les deben casi 300.000 euros a 85 trabajadores, que corresponde a dos mensualidades y la llamada paga verde que se abona en octubre. El 15 de diciembre habrá que abonar además unos 90.000 euros a los trabajadores de las empresas de Amate.

El alcalde en funciones, Ignacio Berenguel, pidió respeto a este colectivo, que no dejó de comentar en voz alta el intenso debate que llevaban a cabo los portavoces del PAL, PP y PSOE, con frases como "dimisión, ladrones, pagadnos ya". Uno de los trabajadores incluso llegó a abandonar la sesión afirmando en público "me voy antes que me echen".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios