El PP denuncia que el alcalde no pagó la licencia municipal por reformar su casa

  • El equipo de Gobierno afirma que no es necesaria y que llevará a los tribunales al portavoz popular

La batalla electoral, que ya lleva un par de meses en liza en el municipio de Alhama, tuvo ayer un nuevo episodio. El portavoz del PP, Cristóbal Rodríguez, denunció que el alcalde socialista Francisco Guil "ha llevado a cabo importantes obras de reforma en su vivienda y garaje, por un importe superior a 30.000 euros, sin haber solicitado la licencia municipal de obras correspondiente".

Ante esta situación, explica Rodríguez, "el Grupo Popular Municipal preguntó en el pleno celebrado el pasado 28 de julio, sobre la solicitud de la licencia de obras para la remodelación de la casa y del garaje de Guil, a lo que la alcaldesa accidental respondió que el tipo de obra llevada a cabo por el señor alcalde no estaba sujeta a ningún tipo de licencia".

Unos hechos que le han llevado a solicitar la dimisión de Francisco Guil "por haber estafado de forma intencionada al Ayuntamiento".

Ante esta acusación, el equipo de Gobierno ha señalado a través de un comunicado que "el alcalde, con motivo del nacimiento de su primer hijo, ha pintado su casa e instalado parqué en algunas zonas. En base a las ordenanzas municipales estas mejoras en un hogar particular no necesitan de licencia municipal de obras".

Además, indican que el portavoz del PP "miente intencionadamente porque como él mismo afirma se le informó detalladamente y con la documentación técnica pertinente que los arreglos llevados a cabo en la vivienda particular de Francisco Guil no necesitan licencia".

Por esta razón, señalan que van a llevar el caso a los tribunales "por los intentos de desprestigio personal y lesiones al honor de Francisco Guil por parte del portavoz del Partido Popular ".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios