El PSOE se pasa a la oposición y paraliza la gestión municipal

  • Los cuatro concejales socialistas presentaron ayer su dimisión y rompen el pacto de gobierno con IU rubricado en 2007 · Las cuentas de 2008 siguen en el aire

La gobernabilidad en el Ayuntamiento de Huércal de Almería ha quedado en compás de espera. El divorcio definitivo entre Izquierda Unida y el PSOE se rubricó en la mañana de ayer cuando los cuatro concejales socialistas entregaron sus actas de ediles certificando así su salida del equipo de Gobierno que preside Maribel Rodríguez. Un pacto de gobierno suscrito tras las elecciones municipales de 2007 y que ahora queda definitivamente roto porque, según asegura el portavoz del PSOE en el consistorio huercalense, Manuel Alcaraz, "la alcaldesa ha incumplido el acuerdo postelectoral en reiteradas ocasiones y si nuestra voluntad es la de solventar la situación económica que vive el Ayuntamiento, lo mejor que podemos hacer es irnos a la oposición".

Para Alcaraz, la "falta de voluntad de Maribel para afrontar la difícil situación económica que atraviesa el Ayuntamiento y la toma de decisiones como contrataciones o despidos de personal del Ayuntamiento de manera unilateral nos ha hecho tomar esta decisión que es irrevocable y no es fruto de un calentón o de un capricho porque está consensuada a nivel provincial y regional con nuestro partido".

Esta decisión era, a juicio de muchos vecinos del municipio el de la crónica de una muerte anunciada ya que las desavenencias entre ambos partidos dentro del seno del equipo de Gobierno eran palpables y evidentes en los Plenos con reproches constantes en la toma de decisiones, que la mayoría de veces, eran unilaterales y sin consenso. No en vano, la alcaldesa hace unas semanas anunció la ruptura del pacto de gobierno pero las aguas volvieron a sus cauces.

A juicio de la Coordinadora Provincial de IU, Rosalía Martín, "hemos tratado hasta el último momento retomar las vías de negociación y salvar el pacto pero desde el PSOE, tanto a nivel local como provincial, no han querido sentarse a negociar".

En este sentido, Martín señala que los ediles socialistas aún tienen sus competencias "ya que aún no se ha producido un pleno en el que se las quiten (el PSOE gestiona las áreas de Urbanismo y Obras Públicas; Igualdad y Bienestar Social; Desarrollo Económico, Empleo e Innovación Tecnológica; y Juventud, Vivienda y Deportes)" y recalca que "las desavenencias no son las que afirman los socialistas sino que la cuestión de fondo reside en que han querido privatizar los servicios públicos como los de la limpieza o la jardinería y eso es un hecho inconcebible para nosotros", señala.

La situación que queda tras la ruptura del pacto es que IU gobernará en minoría con 6 ediles, frente a los 4 del PSOE, los 5 del PP y los 2 que tiene Vecinos de Huércal de Almería.

El problema de fondo que todos los grupos políticos que conforman el Ayuntamiento están analizando recae en que se va a hacer con los presupuestos para 2008 que siguen aún paralizados y, que con IU en minoría, van a encontrar importantes trabas para salir adelante. Se espera que el lunes los protagonistas de la historia ofrezcan una rueda de prensa para informar que va a suceder a partir de ahora en el Consistorio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios