Patrimonio sumergido a la vista

  • Abiertos al público por primera vez los depósitos de Santa Isabel por el aniversario de Aqualia

  • De 1888, son los más antiguos de la ciudad y siguen en la actualidad en activo

La conmemoración de las bodas de plata de Aqualia como empresa concesionaria del servicio de aguas en la capital almeriense aporta una oportunidad única de conocer los depósitos de Santa Isabel, patrimonio sumergido, que por primera vez es el destino de visitas guiadas en las que poder descubrir el conjunto abovedado de esta antigua construcción hidráulica, que data de 1888.

Desde entonces y aún hoy en uso, su vaciado protagoniza esta jornadas de puertas abiertas que, a lo largo de esta semana, hará posible a los interesados descender por la angosta escalinata hasta este espacio donde los cinco sentidos aprecian el discurrir del agua y del tiempo.

Las visitas a los depósitos más antiguos de la ciudad, situados en la avenida Santa Isabel, comenzaron ayer lunes con una primera entrada que tuvo como maestros de ceremonias al concejal de Servicios Municipales, Juan José Alonso, y a la responsable del área de Promoción de la Ciudad, Carolina Lafita, junto al director gerente de Aqualia Almería, José Antonio Colomina, quienes se congratularon de las más trescientas personas que ya han mostrado su interés por participar en las visitas guiadas que, aun de número reducido, se suceden cada hora.

No en vano, tienen una atractiva arquitectura que simula los antiguos aljibes árabes, con techos abovedados y filas de arcos. Los respiraderos que sobresalen en cada una de las bóvedas permiten, cuando están vacíos, disfrutar de unos juegos de luces de llamativa singularidad.

Las visitas, además, detallan el ciclo integral del agua y las infraestructuras empleadas en Almería para que no falte en los hogares este esencial bien. Los depósitos de Santa Isabel reciben el agua desde La Pipa Alta -otro de los espacios que con motivo del 25 aniversario de Aqualia se abren al público- y desde allí la distribuyen a través de la red de abastecimiento a toda la zona centro y buena parte de Pescadería.

Los de Santa Isabel cuentan con dos vasos con capacidad para 3.000 metros cúbicos cada uno y, cada día, abastecen a casi el 20% de la población de la capital (unos 40.000 almerienses), con casi 5.000 metros cúbicos. El personal de Aqualia realiza 340 controles sobre la calidad del agua depositada, más de 8.000 año, al objeto de garantizar la ausencia de patógenos, lo que anima a los responsables de la empresa concesionaria a asegurar que el agua de la que disfruta Almería "es más segura que la embotellada". Las tareas de limpieza y desinfección, que se prolongan entre dos y tres semanas en función del tipo de depósito sobre el que se actúa, se realizan sobre los 22 depósitos existentes en la capital.

Alonso quiso, en este sentido, ensalzar la red saneada de la que disfruta la ciudad, "una de las más saneadas de Andalucía y de las que menos agua pierde, aproximadamente el 80% de los metros cúbicos llega a los hogares".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios