El Pendón se queda en 'Casa' como la oposición y sólo sale para ir a la misa del obispo

  • El alcalde pudo tremolar el estandarte aunque la lluvia obligó a suspender la procesión cívica por las calles del casco viejp

La lluvia no impidió tremolar el Pendón de Almería, momento culminante de la secuencia de actos con los que el Ayuntamiento conmemora cada 26 de diciembre el aniversario de la entrada de los Reyes Católicos en Almería, pero obligó a suspender el paseíllo del estandarte de la procesión cívica por el casco histórico. Envuelto en plástico por el concejal más joven de la Corporación y transportado en coche, el Pendón sólo salió de la Casa Consistorial para ser conducido directamente a la Catedral.

Pese a que los actos regresaban a la Plaza Vieja, después de varios años de exilio en el Palacio de Marqueses de Cabra por las obras de rehabilitación del Ayuntamiento, fue el de ayer un Día del Pendón deslucido con escasa asistencia de la ciudadanía -la misma que otros años-, a la que se sumó la ausencia de la oposición. Tan sólo presenciaron la parte inicial del programa de actos el portavoz y viceportavoz del PSOE, José Antonio Amate y Juan Carlos Pérez Navas, y la concejal Dévora Serón, que no esperaron al término de los actos religiosos de la Catedral para ver ondear el estandarte.

A pesar de las inclemencias climatológicas acaecidas durante toda la mañana, el alcalde, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, pudo tremolar tres veces seguidas, como marca la tradición, la reproducción de la enseña que dejaron las tropas cristianas en Almería en 1489.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios