Piden 4 años por el accidente en el que murió una niña de Roquetas

  • Familiares de la pequeña de 10 años asisten al juicio con camisetas de la fallecida. El conductor circulaba a más de 170 kilómetros por hora y dio positivo en cocaína

Comentarios 2

El Ministerio Fiscal y la Acusación Particular han pedido una pena de cuatro años de prisión y la retirada del carné de conducir durante seis años, para un joven de 22 años, vecino de Armilla, Granada, que provocó un accidente de tráfico en la N-340 a la altura de Salobreña, y en el que fallecieron dos personas, entre ellas una niña de 10 años vecina de Roquetas de Mar. La menor viajaba con su madres y su hermano e iba sentada en el asiento trasero del vehículo, con la correspondiente silla homologada. Otras ocho personas resultaron heridas de diferente consideración. La defensa pide una pena máxima de un año.

La petición de la acusación se hace por un concurso de delitos, entre ellos contra la seguridad del tráfico, homicidio imprudente con el resultados de dos muertos, así como por las lesiones causadas a los ocupantes de los demás coches implicados.

Durante el juicio, que ayer quedó visto para sentencia en el Juzgado de lo Penal número uno de Motril, se dio a conocer el análisis de orina que se realizó al conductor del vehículo que provocó el siniestro, cuyo resultado fue positivo en cocaína y otro tipo de compuestos de cannabis y de cocaína combinados con alcohol.

La Guardia Civil, que realizó el atestado, mantuvo la hipótesis inicial de que el coche circulaba a una velocidad de entre 150 y 170 kilómetros hora en el momento del primer impacto, en una zona con un límite de 90 kilómetros por hora. Además apuntaron que no existían huellas de frenada.

En la vista comparecieron doce personas entre testigos, peritos y personal aportado por la acusación, que intentaron reproducir lo ocurrido el pasado 1 de julio de 2006, sobre las doce de la mañana en el kilómetro 327 de la N-340 cuando, al parecer, un turismo Audi invadió a gran velocidad el carril contrario e impactó con tres vehículos.

El acusado, D.O.M. de 22 años, pidió disculpas a la familia de la pequeña fallecida que estaba presentes en el juicio con camisetas alusivas a la niña de Roquetas. D.O.M. estuvo en prisión por dos homicidios imprudentes, seis lesiones y conducción temeraria desde la fecha del accidente, aunque salió en libertad con cargos varios meses más tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios