El Plan de Ordenación protege el litoral hasta los 200 metros

  • La comarca recibirá con el POTLA 878 millones para inversiones públicas en doce años, lo que generará más de 130.000 puestos de trabajo en la construcción

Los 37 kilómetros del litoral del Levante almeriense se ampliarán con un corredor de 200 metros tierra adentro en todas las áreas que no hayan sido urbanizadas que servirán para reforzar la protección medioambiental de la costa. Esta actuación, que duplicará la zona de servidumbre prevista en la Ley de Costas, viene recogida en el Plan de Ordenación del Territorio del Levante almeriense (POTLA) que fue aprobado ayer por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía.

Con la aprobación de este plan, la comarca del Levante se beneficiará de un presupuesto de 878 millones para los próximos doce años en inversiones públicas. El POTLA recoge las previsiones para el desarrollo urbanístico equilibrado y la cohesión territorial de esta comarca de 1.104 kilómetros de superficie y más de 81.000 habitantes.

El ámbito de aplicación abarca los municipios de Antas, Bédar, Carboneras, Cuevas del Almanzora, Garrucha, Huércal-Overa, Los Gallardos, Mojácar, Pulpí, Turre y Vera, en cuyos términos se incluyen 122 núcleos de población y 37 kilómetros de costa.

La nueva planificación prevé unas inversiones en infraestructuras y servicios de transportes, proyectos del ciclo integral del agua, recursos naturales y turísticos, regeneración de playas, prevención de inundaciones y fomento de la actividad agropecuaria. Estas iniciativas se desarrollarán con el fin de hacer viable la transformación económica y demográfica experimentada por el Levante almeriense, que desde 1991 ha incrementado su población en un 47%.

El plan establece también las pautas generales de compatibilización entre las distintas actividades económicas, fijando las zonas que deben quedar excluidas del proceso de urbanización por sus valores naturales o paisajísticos. Estas zonas estratégicas, en cuyo desarrollo intervendrá la iniciativa privada, generarán unas inversiones globales de 5.038 millones de euros y, sólo en su construcción, más de 130.000 puestos de trabajo.

Las áreas reservadas a actividades residenciales y turísticas permitirán cubrir las necesidades de crecimiento de la comarca, con casi 30.000 nuevas viviendas. Destaca una amplia superficie de 5.000 hectáreas situada en el centro de la comarca y que se extiende por los municipios de Antas, Bédar, Los Gallardos, Mojácar, Turre y Vera. En esta zona, denominada Llano Central, se podrán edificar hasta 25.000 residencias. Las otras tres áreas residenciales se localizan en Carboneras (121 hectáreas y capacidad para 1.800 viviendas); Cuevas del Almanzora y Huércal-Overa.

En inversiones públicas destacan los 611,8 millones que se destinarán a proyectos de infraestructuras de transportes. Entre ellos figuran la construcción de la línea ferroviaria de altas prestaciones Almería-Murcia y de la autovía del Almanzora y de intervenciones de acondicionamiento y desdoble en carreteras como la A-327, N-340, A-1200 y N-341.

Los proyectos relativos al agua supondrán 112 millones y se centrarán sobre todo la desalinizadora del Bajo Almanzora y en las conexiones de este tipo de plantas con la red de abastecimiento.

Asimismo, se prevé la creación de los parques comarcales La Galera y El Pocico; Fluvial del Almanzora y Punta del Río El Castillo; Río Aguas, y Río Antas. Esta dotación se completará con redes de itinerarios y miradores.

Las inversiones del POT se completan con 56,2 millones para las nuevas instalaciones náuticas de Villaricos, Garrucha y Carboneras; 21,6 millones para prevención de inundaciones y regeneración de playas; 14,6 para energía y gestión de residuos, y 4,8 en fomento de la actividad agropecuaria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios