El Pleno aprueba la subida de once tasas y el parque de bomberos

  • El centro irá ubicado frente al campo de fútbol a cinco minutos de Aguadulce y la Urbanización · El Partido Popular argumenta que hay un 14% de IPC acumulado que no se ha aplicado desde 2005

El Pleno del Ayuntamiento de Roquetas de Mar aprobó ayer, con la negativa del PSOE e Indapa, la subida de once ordenanzas fiscales de impuestos y tasas municipales.

Además, con el voto en contra de Indapa, al no estar de acuerdo con su ubicación en la carretera de Los Mercados, se aprobó la construcción de un parque auxiliar de bomberos, un servicio demandado hace años por la sociedad roquetera, ya que hasta ahora son los miembros del parque de Poniente en El Ejido los encargados de los siniestros en el término municipal. El alcalde justificó su ubicación en las recomendaciones de los profesionales que lo consideraron adecuado por contar con una salida a la autovía "y poder estar en cinco minutos tanto en Aguadulce como en la Urbanización".

El equipo de Gobierno del Partido Popular argumentó la subida de tasas, según el concejal de Hacienda Pedro Antonio López, al no haberse realizado actualizaciones desde hace varios años de las recaudaciones "porque no nos llegan las subvenciones que nos deberían llegar y además estamos apechugando con competencias de la Junta. Estamos pagando mucho dinero en educación, inmigración, salud y muchos otros temas. Tenemos un IPC acumulado de los años 2005 al 2007 que ronda el 10,5%, lo que sumado al de 2009 da un IPC acumulado que no hemos actualizado ni modificado en las ordenanzas en torno al 14%."

Uno de los principales argumentos del equipo de Gobierno roquetero para subir las tasas es la escasa colaboración económica de la Junta de Andalucía en servicios que son de su competencia, lo que obligaría a las arcas municipales a adelantar la financiación para que los servicios a los ciudadanos se realicen. La continua colaboración de la administración autonómica fue señalada por el portavoz socialista, Juan Miguel Peña, si bien el concejal del Partido Popular responsable de las finanzas locales argumentaba que "en materia de educación y centros de salud hay muchas cosas que la Junta no ha pagado, al igual que en inmigración, pese a haber un calendario de pagos.

Pese a estas razones el concejal de Indapa, José Porcel, consideró muy demagógicas las razones del déficit aludidas por el concejal de Hacienda, por lo que apostó por la creación de comisiones de seguimiento para analizar estas cifras, "siendo necesario un plan de austeridad para corregir este tipo de situaciones, pero no hay razón para subir once impuestos y tasas municipales.

Por su parte, el alcalde Gabriel Amat incidió en que se trataba de la mejor fórmula para apoyar a las familias en época de crisis "porque estas tasas son para ayudar a la gente dentro de las posibilidades que tiene este ayuntamiento. Usted habla de un plan de austeridad y desde el año pasado estamos cumpliendo a rajatabla, entre otras cosas porque hay menos ingresos, bastantes menos. Y todavía el ayuntamiento de Roquetas puede llorar con un ojo nada más porque no arrastramos deuda atrasada como otros".

Como viene siendo habitual Amat y Porcel protagonizaron varios enfrentamientos verbales llamando al orden varias veces el alcalde al concejal, quien se mostró muy crítico con la forma de actuar del alcalde. Amat pidió a los dos partidos de la oposición que insistan en sus peticiones de documentación a las instancias municipales para que se les faciliten cuanto antes los documentos que necesiten para su estudio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios