Primera levantá de la Unidad con la mirada en la imagen de Cristo

  • Realizada por el consiliario Juan Félix Ruiz, que este domingo bendecirá a Ntro. Padre Jesús de la Paz en su Flagelación

La cofradía de la Unidad llevó a cabo la primera levantá del paso de su imagen mariana en su casa de hermandad, dentro del complejo parroquial de San Ignacio de Loyola, en el barrio de Piedras Redondas. En esta ocasión, la corporación que preside Adrián Martínez Carretero designó para este acto, con el que la cuadrilla de costaleros inició los ensayos para la salida procesional del Sábado de Pasión, a su consiliario Juan Félix Ruiz Lama, miembro de la Comunidad.

"Cuando llegué a Piedras Redondas la Virgen estaba ya en la calle en medio de sus hijos, era una noche fría, pero ella había salido a la calle llevada a hombros por un puñado de hombres y mujeres que en sus costales soportaban el peso del paso y en su corazón llevaban a la Señora". Juan Félix Ruiz expresó los sentimientos que vivió el pasado año cuando vio por vez primera a la Virgen de la Unidad en las calles de su barrio. "Vi a lo lejos un buen grupo de parroquianos, en silencio, aguardándola, como quien espera lo más grande… y traté de escudriñar sus pensamientos: ¡madre, trabajo y salud para mi hijo, fuerzas para soportar mi soledad, ilusión y esperanza para nuestros jóvenes!… en cada corazón, una esperanza; en cada corazón un ruego a la santísima Virgen. Escuché aplausos y pregunté qué ocurría. Está lloviendo pétalos de flores para la Virgen, me dijeron con lágrimas en los ojos. Corrí para ver la petalada, pero una vez más llegaba tarde. La virgen estaba parada, en silencio, al calor de sus velas encendidas. Me fui haciendo sitio entre la gente cuando escuché: tac, tac,… tac. ¡Al cielo con ella! Y la vi como ascendía a los hombros de sus costaleros con sus manos abiertas a todos". Fue la primera vez que la vio en la calle y la siguió hasta encerrarse en su casa.

"Este año me habéis brindado, hermanos, que sea yo el que de ese tac, tac para la primera levantá, Es un honor para mí porque sé el esfuerzo que conlleva, no solo sacar a Nuestra Señora a la calle, sino llevar su deseo, que no es otro que el de su Hijo, a nuestro barrio y a nuestra parroquia. Sé las horas de trabajo que lleváis, no sólo para sacarla a la calle, sino para que a nadie le falte".

Adrián Carretero, hermano mayor y capataz del paso de palio, hizo entrega al consiliario de un alba que estrenará este próximo domingo con motivo de la solemne bendición de la nueva imagen de Nuestro Padre Jesús de la Paz en su Flagelación, imagen titular que da nombre a la cofradía del barrio de Piedras Redondas, acto con el que sus miembros verán cumplido un sueño que comenzó en el mismo momento de la fundación y que tras muchos esfuerzos y trabajo se va a hacer realidad. Será a las 12:00 horas en una Eucaristía presidida por Manuel Pozo, vicario de Acción Pastoral y Apostolado Seglar y consiliario de la Agrupación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios