Profesionales de urgencias advierten del aumento de accidentes en bici

  • La distracción es la mayor causa que desencadena la caída de los ciclistas durante el rodaje

La afición al uso de la bicicleta va ganando adeptos año tras año de forma imparable, tanto en su uso deportivo y ocio, como medio de transporte convirtiéndose en el país con el mayor incremento anual (8%) en el número de viajes en bicicleta y una cifra similar en ventas interanuales.

A la par que el uso se va haciendo cada vez más frecuente, va aumentando el número de accidentes en bicicleta que se producen, tal y como ha señalado María Ángeles Rojo, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del servicio de Urgencias del Hospital Torrecárdenas. Según ha añadido, las estadísticas indican que "la distracción es la mayor causa de accidentes. Son numerosos los casos de caídas sufridas por ciclistas causados por un descuido o por rodar en superficie como un pavimento mojado, arena suelta , aceite en el asfalto, o perder el control ante algún imprevisto, como puede ser un perro u otro animal". Para la doctora Roja, "por mucha técnica o pericia que se tenga, hay caídas que se producen por factores que están fuera de nuestro control. Por lo tanto, el peligro siempre estará ahí presente en todo momento y no hay que olvidar que las bicicletas no ofrecen a los ciclistas la misma protección que sí tienen demás vehículos. Es por esto que las lesiones que se producen en un accidente de bicicleta, generalmente, son de mayor gravedad".

En otras ocasiones --ha continuado--, "estos accidentes se producen por la irresponsabilidad o el descuido de la otra parte, en la mayoría de las ocasiones el conductor de un vehículo, y son éstos casos donde la gravedad del accidente suele ser mayor, tanto en vías interurbanas como en ciudad con el uso de la bicicleta como medio de transporte donde el uso de la bicicleta ha sufrido un aumento muy considerable. Este auge ha traído consigo, entre otras cosas, un incremento de incidentes y accidentes. Según una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizada en 2014, la bicicleta ya es el medio de transporte más habitual para uno de cada cinco españoles". Dependiendo de donde tenga lugar el accidente, ciudad, carretera o campo y se encuentra involucrado un vehículo las lesiones producidas o gravedad del accidente tendrán diferente consideración, siendo por supuesto las ocasionadas por una vehículo las que revisten mayor gravedad. Sobre las lesiones más frecuentes en la práctica del ciclismo alrededor de un 30% son contusiones, un 26,% heridas y un 16% fracturas.

El resto serían abrasiones cutáneas, esguinces, luxaciones, etc. Estas lesiones se dan más en las extremidades superiores, seguidas de las inferiores y la cabeza. Pero también son frecuentes las lesiones crónicas que afectan a los pies, las rodillas, manos, la cadera o la espalda y tienen que ver con los ajustes de las zapatillas, los pedales, la talla del cuadro de la bicicleta o las distancias entre el sillín y el manillar. La mejor prevención, tal y como ha indicado María Ángeles Rojo, "siempre es el sentido común. Adaptarse a las circunstancias del tráfico, del terreno, condiciones atmosféricas, condición física de cada usuario, etc.., pero hay que utilizar siempre casco: Aunque las distancias a recorrer sean mínima; guantes: Este elemento protege caídas, frío, sol, suciedad, etc; revisar o enviar al mecánico regularmente la bicicleta; llevar herramientas y teléfono móvil; dejarse ver: Muy importante es tener un buen sistema de luces, tanto delanteras como traseras y llevar reflectantes en la bicicleta y en la ropa y no saltarse las señales de tráfico entre otras precauciones

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios