El Puerto de Almería organiza un taller de cometas para niños

  • Esta actividad es una de las primeras que se organiza con motivo del centenario de la instalación portuaria

La Comisión Organizadora del Centenario del Puerto de Almería ha organizado un taller de cometas dirigido a los más pequeños de la ciudad, quienes el próximo sábado 8 de noviembre, aprenderán cómo construir y cómo volar una cometa.

Esta actividad es una de las primeras que se organiza con motivo del centenario del Puerto de Almería. De esta forma, la Comisión Organizadora ha dispuesto el material suficiente para que los menores almerienses aprendan a construir, diseñar y posteriormente volar su propia cometa. Para ello contarán con la ayuda de tres monitores expertos que le guiarán durante todo el proceso.

Una vez dibujada la cometa, recortada, montada y pintada de colores, todo el grupo saldrá al muelle de Levante para lanzar sus creaciones al aire, inundando el cielo del Puerto de Almería de cometas de colores. Los monitores les enseñarán los trucos básicos, porque aunque a simple vista parezca algo sencillo, precisa de maña. De esta forma, les explicarán el espacio de vuelo necesario para el despegue, la postura correcta de los brazos, cómo coger los hilos para lograr que la cometa levante el vuelo, y lo que es más importante, les enseñarán a que ésta permanezca en el aire, dando giros de todo tipo, para aterrizar en el suelo sólo cuando ellos lo deseen. Una clase práctica que mantendrá a los niños entretenidos hasta aproximadamente las 14.00 horas.

La intención de este taller es que la cometa recupere la tradición que un día tuvo y se incorpore a los habituales juegos de los menores, quienes dejan de lado juegos básicos como este, para decantarse por las nuevas tecnologías. De esta forma, la Autoridad Portuaria ha optado por incluir, en su programa de actividades, este taller sobre el que fue el primer invento volador creado por el hombre, un elemento lleno de posibilidades, aunque poco valorado por la sociedad actual.

El taller dará comienzo a las 11.00 horas en el muelle de Levante del Puerto de Almería, concretamente en la sala Goytisolo, haciendo que los más pequeños de cada casa disfruten de una mañana creativa con una única temática, las cometas. Para poder participar en el taller será conveniente que cada niño haya sido inscrito previamente, de forma que la Autoridad Portuaria pueda conocer el número aproximado de menores que acudirán al taller la mañana del sábado.

Dado el interés suscitado entre los niños almerienses, ya que son muchos los que ya han formalizado su inscripción, la Comisión Organizadora de las actividades del Centenario se está planteando la posibilidad de repetir la actividad en caso de que quedase algún menor fuera de la actividad.


Origen e historia de la cometa

La cometa tiene su origen legendario en China y su uso tenía claros matices místicos, religiosos y rituales. En su difusión a través de las distintas civilizaciones sufrió un proceso de adaptación y transformación de su uso. Así por ejemplo, en Japón se transformó en un juego de competición entre distintos grupos sociales y en Oceanía en utensilio para pescar. La cometa llegó a Europa, por medio de las rutas comerciales, como un objeto curioso lleno de misterio y de leyenda, apareciendo en libros de magia natural o alquimia, así como en algunos tratados sobre máquinas de guerra, entre los siglos XV y XVII. Paralelamente, en esta época, la cometa se introduce en la cultura popular occidental como un juego que es practicado por los niños.

Pero a lo largo del siglo XVIII, la cometa empieza a aparecer en distintos tratados de física o filosofía natural y matemáticas, con un fin claramente didáctico, como por ejemplo, explicar la resistencia de los fluidos, el equilibrio de las fuerzas mecánicas que aparecen en este objeto volador o su uso como instrumento de estudio de la electricidad atmosférica.

Existen distintos tipos de cometas, entre las que cabe destacar la cometa ‘rombo’ con quilla o ‘mariposa’, la ‘cachirulo’, ‘la estrella’, ‘abaetxo’ o la ‘milotxa’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios