Quince meses de prisión por matar a panzazos a 79 lechones en Huércal-Overa

  • El juez impone esta pena tanto al acusado que saltó sobre ellos como al que lo grabó en vídeo con un móvil

Los dos jóvenes acusados de matar 79 lechones saltando sobre ellos en una explotación porcina durante el juicio Los dos jóvenes acusados de matar 79 lechones saltando sobre ellos en una explotación porcina durante el juicio

Los dos jóvenes acusados de matar 79 lechones saltando sobre ellos en una explotación porcina durante el juicio / Carlos barba/efe

Comentarios 1

"Lo que resulta indiscutible es que sólo con esos tres saltos, D.A.A. lleva a cabo no sólo una payasada como él ha dicho, sino una verdadero acción injustificada de maltrato que a más de un lechón, sin duda, le tuvo que causar lesiones, lo que ya de por sí conduciría a una sentencia de condena". Así de rotundo se muestra el magistrado Fermín Villarrubia en la sentencia en la que impone sendas penas de 15 meses de prisión por un delito de maltrato animal agravado a Daniel A.A. y Mantas R.

El primero de estos trabajadores de la empresa Filo Porc SL de Huércal-Overa saltó sobre un grupo de lechones y provocó la muerte de 79 de los cerditos, mientras que el segundo grabó un vídeo que luego llegó a las redes sociales y WhatsApp.. El juez los inhabilita además para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales durante tres años y seis meses y les impone el pago de una indemnización de 4.470 euros, si bien los absuelve de un delito de daños.

A la una de la tarde del 7 de enero de 2016 fue cuando, "de manera injustificada y cruel", Daniel A.A. saltó sobre un "gran número de lechones de entre 19 y 27 días de vida" recién destetados, que estaban siendo trasladados por los acusados. a un módulo de recría y cuando se encontraban "agrupados y apretujados en un tractor", cogiendo impulso "como si se tratara de una piscina". El magistrado señala que eran los lechones los que amortiguaban su caída y que llegó a realizar, como mínimo, tres saltos sobre el grupo de animales.

Mientras tanto, Mantas R., que era responsable de la tarea de traslado de los lechones, además de ser el encargado de retirar los lechones que pudieran quedar muertos, "en lugar de impedir la acción de Daniel A.A. y velar por la integridad de los animales, grabó la escena con el teléfono móvil del otro acusado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios