Reabierto el juicio contra el ex alcalde de Garrucha por posible falsedad de documentos

  • La Audiencia Provincial de Almería abre de nuevo el procedimiento contra Andrés Segura y el ex concejal de Urbanismo, Martín López, por presunta prevaricación sobre una parcela detrás del Castillo

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Almería ha dictado un auto mediante el que revoca el sobreseimiento provisional y archivo de actuaciones decretado por el Juzgado número 2 de los de Vera, en el procedimiento abreviado seguido contra el ex alcalde de Garrucha, Andrés Segura, y el ex concejal de Urbanismo, Martín López, por un posible delito de falsedad documental y prevaricación en la modificación de las Normas Subsidiarias de Garrucha en la Unidad de Ejecución 6, concretamente una parcela situada detrás del Castillo.

Cabe recordar que en el año 2004 los vecinos de los alrededores denunciaron que se estaba construyendo de forma ilegal en ése terreno. Pasado un año, el sindicato Manos Limpias y el Partido Popular de Garrucha comprobaron que la edificación construida se correspondía con lo permitido en una superficie de 26.000 metros cuadrados, cuando en opinión del sindicato y del PP la parcela tenía 21.000 metros cuadrados de superficie. Es decir, se habían construido más viviendas de las que estaban permitidas de acuerdo a la normativa.

Tanto Manos Limpias como el PP pusieron los hechos en conocimiento del fiscal quien imputó a Andrés Segura y a Martín López presuntos delitos de falsedad en documento público y prevaricación. Posteriormente se abrieron diligencias en el juzgado número 2 de Vera donde declararon los implicados en este procedimiento. Sin embargo, el relevo de fiscal en el juzgado de lo Penal de Almería no vio indicios de delitos por lo que se solicitó el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones en base a las declaraciones del Secretario municipal quien atribuyó el exceso de edificabilidad, lo mismo que hicieron los imputados, a un error en la medición del terreno.

La decisión de la fiscalía fue recurrida por los apelantes en base a que el Ayuntamiento de Garrucha no había respondido a los requerimientos judiciales que se le hicieron al anterior alcalde en los que se solicitaba una documentación que no facilitó, en concreto el expediente administrativo de la modificación de las Normas Subsidiarias de la Unidad de Ejecución 6, y de ésta, la parte comprendida entre la aprobación inicial y la aprobación provisional, fase en que la cambió la ficha urbanística y pasó de 21.000 metros cuadrados a 26.000 metros. Igualmente se solicitaron la licencia de obra de la UE 6 y la documentación de los proyectos que acreditan los metros reales que se podían edificar.

Pese a que la Audiencia Provincial no estima la nulidad de las actuaciones solicitada por la acusación particular, el grupo municipal del PP, sí entiende que "indiciariamente no puede descartarse la posibilidad de que los hechos denunciados tengan trascendencia penal y sean constitutivos de un delito de falsedad en documento público y otro de prevaricación". Por otra parte, la Sala Segunda "a la vista de la concurrencia, por ahora, de tales indicios obliga a continuar con la tramitación del procedimiento penal y, para un mejor esclarecimiento de los hechos, considera necesaria la aportación de la prueba solicitada por la acusación popular en el mes de julio de 2007 y a principios de abril de 2008 consistente en la documentación que acredite los metros totales a edificar".

Para el actual equipo de Gobierno municipal garruchero y según comentó su portavoz, María Paz Bonet, a Diario de Almería "la reapertura del procedimiento es positiva porque este asunto tiene como consecuencia un perjuicio para el municipio de Garrucha, unos señores están teniendo un aprovechamiento que no les corresponde porque están construyendo en un solar que tiene unas medidas muy concretas como si tuviera una superficie superior".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios