Sancionan a un guardia civil que desatendió el servicio para ir a ver el partido Almería-Barça

El Tribunal Militar Central ha confirmado la sanción impuesta a un cabo primero de la Guardia Civil que abandonó el servicio que prestaba en el Seprona para asistir al partido de fútbol de Primera División entre la UD Almería y el FC Barcelona que se celebró en noviembre de 2014. El fallo, que se puede impugnar ante el Tribunal Supremo, desestima el recurso contencioso-administrativo que interpuso el agente contra la resolución dictada por la Dirección General de la Guardia Civil y confirma la pérdida de cinco días de haberes con suspensión de funciones que le fue impuesta como autor de una falta grave consistente en "desatender un servicio".

Según indica la sentencia, consultada por Europa Press, el cabo primero, destinado en la patrulla del Seprona, prestaba como jefe de pareja un servicio de protección de la naturaleza que, de acuerdo a lo ordenado en papeleta de servicio, consistía en realizar controles y patrullas para la protección de flora, bosques y montes y para la prevención de incendios forestales en una zona localizada al sur de la Sierra de los Filabres y que comprendía los términos municipales de Uleila del Campo, Benizalón, Tabernas, Lucainena de las Torres, Tahal y Senés.

Sobre las 16,20 horas del citado día, en "plena ejecución" del servicio antes descrito, el agente se trasladó en unión del guardia civil que como auxiliar de pareja le acompañaba en la prestación del mismo al estadio de los Juegos del Mediterráneo de la ciudad de Almería, distante 47 kilómetros de la zona donde debía desarrollarse el servicio encomendado al recurrente, donde a esa hora se celebraba un partido de fútbol de Primera División entre la UD Almería y el FC Barcelona, accediendo a la instalación deportiva y situándose en uno de los vomitorios del campo a presenciar el encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios