Simulan ser los dueños de un cortijo para vender la chatarra

La Guardia Civil ha detenido a cuatro vecinos de entre 38 y 18 años de edad acusados de un presunto delito de robo con fuerza en las cosas y otro de daños después de que dos de ellos se hicieran pasar por los propietarios de un cortijo ubicado en Olula del Río y vendieran a una empresa de reciclaje la chatarra que había en la finca, donde ocasionaron graves desperfectos. Antiguos objetos de labranza, el eje trasero de un camión, el chasis de un Seat 600 y la estructura metálica de un parral que se encontraba anclada a la fachada del inmueble, que sufrió daños severos, son algunos de los efectos robados.

Fue a partir de la denuncia de un particular cuando los agentes comprobaron los graves daños que presenta la fachada de la vivienda tras arrancar la estructura metálica del parral. Los daños fueron valorados en más de 4.000 euros según el presupuesto que presenta la víctima. Durante sus pesquisas, y gracias a la información recopilada, los agentes conocieron las características del camión utilizado por los autores del robo. El vehículo estaba dotado con una grúa, con la que, haciendo uso de pinzas, arrancaron la estructura y la cargaron en el camión.

Los agentes han logrado localizar a los autores y también han recuperado la estructura del Seat 600 en Fines. Las diligencias, junto con los detenidos, están ya en el juzgado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios