Tíjola, Serón y Oria disfrutan a lo grande la fiesta de Santa Lucía

  • Es tradición que en la noche previa se prendan grandes hogueras y se coma y se beba hasta que el cuerpo lo permita

Vecinos de todas las edades y en varios municipios del Almanzora han celebrado esta semana las hogueras de Santa Lucía. Una tradición muy arraiga en pueblos como Tíjola, Oria o Serón. Tres municipios donde la noche previa a Santa Lucia, es decir el pasado martes, se llenaban de grandes hogueras en todos y cada unos de sus barrios.

Se trata de una tradición que incluye la recogida previa durante días en el campo, de niños y no tan niños, de leña, muebles viejos y todo tipo de enseres, para hacer de su luminaria, la más grande del pueblo. Llegada la noche, los ayuntamientos reparten carne, vino y refrescos en las diferentes hogueras para colaborar en la fiesta. A partir de ahí, en cada pueblo tienen sus costumbres; en Tíjola, después de que el pasado año se suspendieran, según el propio consistorio por la crisis y los recortes, este año se retomaba y participaban hasta 18 luminarias repartidas por Tíjola, La Estación, Cela y El Higueral.

La nueva corporación, retomaba la tradición del reparto de alimentos y bebidas en las distintas hogueras y acompañó a los mismos durante la fiesta. "Esta es una tradición de Tíjola de toda la vida y no podíamos renunciar a ella. El ayuntamiento colabora y todos disfrutamos", afirma el alcalde, Mario Padilla.

En el caso del municipio de Oria, el Ayuntamiento y gracias a la colaboración de la Asociación de Mujeres "La Polaca", han recuperado después de muchos años, las tradicionales lumbres en honor a Santa Lucía, patrona de los invidentes para que guarde y conserve la vista a los devotos. Casi un centenar de personas disfrutaron el pasado martes de esta tradición y de su convivencia.

Lo mismo sucedía en el municipio de Serón, aquí se trata de una fiesta que no ha dejado de celebrarse en los últimos años y que cuenta con la participación de numerosos vecinos que creen fielmente en ese dicho que reza, a quien quema algo o trae la leña a la Santa le conserva la vista. También el ayuntamiento seronés se vuelca y reparte tanto en el pueblo como en sus barriadas comida y bebida para todos. Además son muchos los grupos de vecinos que preparan sus propios platos y los disfrutan con los amigos en torno a las grandes hogueras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios