Treinta operarios trabajan en el tramo cerrado al tráfico de la A-7

  • El PP exigirá a Fomento un informe exhaustivo sobre el estado del tramo de la autovía

La Autovía del Mediterráneo sigue con ocho de sus kilómetros cortados debido al deslizamiento de una lengua de tierra de 500.000 toneladas que tuvo lugar en la tarde del viernes.

Este desprendimiento de tierra ha afectado al estribo y a parte de un pilar del viaducto de La Alcazaba y provocó el desvío del tráfico, por motivos de seguridad, a la antigua carretera N-340, entre los enlaces de Pozuelo y Guainos.

Cerca de 30 operarios de Ferrovial, empresa ejecutora de las obras, se encuentran realizando un diagnóstico sobre el origen del desprendimiento para posteriormente iniciar los trabajos de reparación. Los trabajadores han colocado provisionalmente unos palés para reforzar la seguridad del enorme puente.

Ante esta situación, el Partido Popular ha anunciado que solicitará a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, un informe "exhaustivo" sobre el estado del tramo de la autovía.

Para la diputada popular, Concha de Santa Ana, "este nuevo corte sólo se explica por una ineficaz gestión del Ministerio de Fomento a la hora de estudiar y ejecutar esta obra".

El PP ha manifestado que quiere conocer los informes geotécnicos que avalaron la ejecución de las obras y así lo solicitará en el Congreso de los Diputados a Álvarez.

Los populares pedirán a la ministra una fecha para la finalización de la estabilización de la ladera que se ha deslizado y preguntarán por el sobrecoste económico que esta actuación conllevará.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios