Turismo y diversidad, armas de Níjar para seguir creciendo durante el siglo XXI

  • El municipio afronta estas próximas décadas con los retos de mejorar las comunicaciones entre sus veinticuatro barriadas y afianzar la agricultura y el sector turístico, motores económicos

El municipio de Níjar ostenta en su haber varios récord provinciales como ser el que mayor superficie geográfica tiene -601 kilómetros cuadrados- o el que cuenta con más núcleos poblaciones y barriadas, veinticuatro.

Unas dimensiones que lejos de ser un handicap, se han convertido en toda una ventaja para ofrecer en tan magna extensión una rica y variada oferta turística, gastronómica y cultural que ha catapultado al municipio a ser uno de los rincones con más gancho a nivel andaluz y nacional y en donde tiene gran parte de culpa el Parque Natural Cabo de Gata, uno de los últimos reductos de costa virgen del Mediterráneo, y que está asentado en su mayoría, en término municipal nijareño.

Enclaves turísticos como Las Negras o San José son sólo la punta de iceberg de un municipio que ha hecho del turismo una de sus principales fuentes de ingresos económicos junto a la agricultura, que a imagen y semejanza del Poniente, tiene en el mar de plástico su razón de ser.

Esa pujanza turística ha llevado al actual equipo de Gobierno, que preside el popular Antonio Jesús Rodríguez, la difícil tarea de mejorar las comunicaciones y adaptar al municipio a las nuevas tecnologías.

En este sentido, el Ayuntamiento sigue adelante con su ambicioso proyecto para dotar a todo el término municipal de conexión inalámbrica a internet. Un objetivo que permitiría acercar las tres W a multitud de barriadas y cortijos rurales dispersos, que son un reclamo para miles de turistas que buscan tranquilidad y naturaleza pero que no quieren desconectar por completo.

Esta fuerte presión turística que sufre el mun icipio viene también acompañada por su importante crecimiento poblacional, otra similitud con el Poniente Almeriense. Si en 1996, la localidad superaba en poco los 15.000 habitantes, en sólo doce años Níjar ya acaricia la mágica cifra de los 30.000 al tener censados según los últimos datos que maneja el Ayuntamiento 27.387 vecinos.

Y para ejemplo, el incremento poblacional entre los meses de agosto y noviembre de este año en los que el número de habitantes pasó de 26.880 a los actuales citados. Una subida de más de 500 habitantes, o lo que es lo mismo, cada día vienen a vivir a Níjar seis personas más.

Pero el caballo de Troya para Níjar continúa siendo las comunicaciones. La extensa superficie que ocupa, llena de diferentes orografía, provoca que muchas barriadas cuenten con antiguas carreteras de los años sesenta sin arcenes y quitamiedos y que la señal de televisión o móvil sea nula en muchos puntos del término municipal. Es la cruz de un pueblo diseminado en una veintena de barriadas, algunas de ellas con tan sólo 27 habitantes, que mira al futuro con optimismo. "Esa gran diseminación es parte de la grandeza de nuestra comarca (de Níjar), porque ofrece tal variedad que nos convierte en un lugar ideal para vivir", afirma su regidor, Antonio Jesús Rodríguez.

Un crecimiento en el que el gran rival a batir para este siglo XXI será el Poniente, con una gran pujanza económica y social, y para lo que "tenemos capacidad para crecer más rápido por el empuje que va a suponer el turismo a corto y medio plazo. Y eso no es solo por culpa de la gestión local, sino por el ambiente de inquietud, ambición y optimismo que se respira entre los empresarios y todo el tejido asociativo del municipio", concluye Rodríguez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios