Una vez más Estados Unidos no concreta qué hará con la tierra contaminada

  • El alcalde cuevano insiste en que den la solución mientras la Secretaría de Estado, Defensa y Energía, la Presidencia y el Congreso de Estados Unidos dan buenas palabras

El alcalde de Cuevas del Almanzora, Jesús Caicedo y el alcalde pedáneo de Palomares Juan José Pérez Celdrán han visitado recientemente y por segunda vez la embajada de Estados Unidos, según informan desde el propio Ayuntamiento cuevano. El objetivo pretendido por los dos ediles en la entrevista mantenida con responsables políticos de la embajada estadounidense, era "manifestarles su preocupación por la lentitud en alcanzar la solución definitiva del problema de los terrenos afectados". El resultado del encuentro con la consejera para Asuntos Políticos de la Embajada de Estados Unidos, Amy Tacho, y la funcionaria responsable del asunto de Palomares, ha sido, para no variar, el acostumbrado: el interés del actual embajador de Estados Unidos, James Costos, en mantener una reunión en próximas fechas con Jesús Caicedo y Juan José Pérez, magníficas relaciones entre ambos países y bla, bla, bla.

La reciente cronología de hechos, desde el pasado año de 2011 y hasta la fecha, viene a poner negro sobre blanco el escaso interés de EEUU en la resolución de este problema. En el mes de febrero del citado 2011, acude a Palomares una delegación técnica estadounidense encabezada por Glenn Podonsky, director de Seguridad de Defensa y Energía, para evaluar la situación de contaminación en Palomares y establecer un programa de retirada de residuos radioactivos. Tanto Glenn Podonsky, como el director del Ciemat, Cayetano López, remiten al ámbito político las decisiones que se hayan de tomar. Ya en el mes de marzo del mismo año 2011, el profesor Podonsky envía una carta al director del Ciemat en la que apunta sugerencias que a su juicio debe llevar a cabo el Centro de Investigaciones Científicas para la retirada de la tierra contaminada. Es decir, pone la pelota en tejado español.

En la carta/informe que consta de 5 puntos, llama la atención que en ningún momento se apunta o propone dónde se debería almacenar la tierra contaminada, pero sugiere que "un equipo español podría visitar EEUU para ver cómo se hace en una 'planta proyecto'". ¿Quiere decir esto que la tierra contaminada se queda en España? De otro lado, en el informe recalcan "'consecuencias no intencionadas' del almacenamiento de tierra contaminada, dado que podría causar un incremento en la concentración de materia radiactiva". El mismo informe o carta sugiere que "España debería medir los efectos de la radiación en agricultores y técnicos de limpieza antes y después de la operación de limpieza". Así mismo, menciona dudas o "incertidumbres importantes" relacionadas con el coste de la operación de limpieza. Este periódico ha intentado durante meses hablar con responsables del Departamento de Defensa y Energía del Gobierno de EEUU sin éxito.

Sin embargo, fuentes del Ciemat a las que sí ha podido acceder Diario de Almería, e confirman y explican que "efectivamente, en el punto 3 lo que nos comentan es que una vez definido cuál es el emplazamiento final de los suelos contaminados, el Ciemat tendría que analizar los diferentes aspectos técnicos que tienen que ver con cómo se compactarían, almacenarían, se transportarían esos residuos, pero este es el quid de la cuestión que nunca se ha definido; la pelota está en que ellos son los que tienen que decir dónde se van a llevar esos residuos, hasta que no lo sepamos poco podemos hacer". "Tenemos clarísimo", añaden, "que una vez que lo sepamos comenzaremos a actuar, pero lo que ha ocurrido es que ellos en ningún momento han dicho: sí, se va a llevar y se va a llevar a tal lugar, adónde ellos decidan". El Ciemat no sólo está dispuesto sino que, precisan, "tenemos capacidad para hacer estos trabajos". "Hemos cumplido con las labores de investigación", señalan las fuentas, "pero no tenemos capacidad porque no somos ningún Ministerio y este es un tema de Gobiernos". En definitiva, seguramente habrá más reuniones entre Embajador y Alcaldes, pero cómo, cuándo y dónde se van a llevar los residuos contaminados de Palomares, de momento y va para largo, nada de nada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios