Urbanismo precinta de forma cautelar la discoteca Mandala sin inaugurar

  • El Ayuntamiento ordena la paralización de las obras por carecer de la licencia adecuada para el uso futuro del local que ofrecerá también restauración · Pretendían abrir la primera semana de diciembre

Comentarios 9

Los trabajadores contratados por el Grupo Bribones para la transformación en una discoteca lounge deun edificio de la calle Gerona se vieron obligados ayer a abandonar las obras. El Ayuntamiento de Almería, a través de la Concejalía de Urbanismo, ha precintado de forma cautelar el local por "ilegalidad urbanística".

Es el apunte que ofrece el cartel de precintado colocado en la entrada de Mandala, después de que la Policía Local se personara en la mañana de ayer invitando a la totalidad de los trabajadores a abandonar el edificio. Las puertas permanecerán cerradas hasta que el Grupo Bribones no se atenga a la disciplina urbanística.

El edificio de la calle Gerona, que durante años ha estado ocupado por el restaurante La Reja y que casualmente se encuentra justo en frente de la sede de Gial, está catalogado, si bien la paralización de las obras responde a otro motivo. Según las explicaciones ofrecidas por la Concejalía de Urbanismo, el Grupo Bribones solicitó en su día, junto a la presentación del proyecto, la licencia para acometer obras de reforma y ampliación sin un uso específico. Es decir, sin concretar el destino que se le iba a dar al inmueble y obtienen la autorización por parte del Ayuntamiento con la que poder acometer los trabajos.

Sin embargo, a raíz de una denuncia vecinal, el inspector jefe de Urbanismo comprueba que las obras de ampliación tienen un claro uso específico, un local de copas con servicio de restauración, por lo que se les exige la obtención de otra licencia con requisitos distintos a la obtenida de carácter genérico.

"Son salidas de emergencia, evacuación de humos y otros aspectos propios al fin que se le va a dar al local que deben ser supervisados por los técnicos municipales", aclaran desde el departamento municipal, donde se asegura que el Ayuntamiento de Almería ya envió un preaviso de paralización de obras "hace un año" sin que haya sido atendido durante todo este tiempo los requerimientos del área de Urbanismo. De ahí que la orden de ayer fuera directamente el precintado cautelar del local.

El Grupo Bribones tenía previsto inaugurar este moderno local con ambientación árabe y con la misma filosofía de servicios al cliente ofrecida en Mandala Mojácar -abierto el pasado verano-, el primer fin de semana de diciembre para aprovechar de lleno las fiestas navideñas tras una cuantiosa inversión.

No habido declaraciones por parte de este Grupo, si bien este periódico ha intentado ponerse en contacto con la gerencia de Mandala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios