Veinte años de Karst en Yesos

  • Esta singular formación geológica lleva dos décadas protegida como Paraje Natural · La Junta lo celebra estos días con una visita con los medios de comunicación y conferencias para potenciar la llegada de visitantes

La provincia de Almería alberga una variada y pintoresca oferta medioambiental difícilmente superable en Andalucía, España e incluso Europa y que le permiten ofrecer lugares únicos y diametralmente opuestos como el Desierto de Tabernas o el Parque Natural de Sierra Nevada. A medio camino entre ambos, ubicado en el municipio de Sorbas, se encuentran los Karst en Yesos. Un mundo subterráneo labrado por la acción milenaria del agua de lluvia sobre el yeso durante miles de años y que estos días cumple veinte desde que la Junta de Andalucía lo pusiese en valor y lo protegiera a través de la Ley 2/89 de Inventario de Espacios Naturales Protegidos.

Doce kilómetros cuadrados en los que se agrupan más de mil dolinas (entradas naturales a las cuevas), estalactitas, estalagmitas, lapiaces (oquedades separadas por tabiques o paredes de roca) y más de 50 kilómetros de galerías que van desde cien metros hasta la más larga que cuenta con una longitud de 8.300.

Son algunas de las cifras que destacó el delegado de Medio Ambiente, Clemente García, durante la visita que realizó en la mañana de ayer a la zona con un nutrido grupo de medios de comunicación de la provincia dentro de las actividades que ha programado la Junta para celebrar el cumpleaños de este singular espacio, que por su cantidad, variedad y calidad de formas kársticas que alberga, su enorme valor didáctico y científico, y su gran interés espeleológico, tanto en la faceta científica como en la deportiva, lo han convertido en uno de los más importantes del mundo.

Para el delegado, "el caso del Karst en Yesos de Sorbas es un referente, al ser un paraje natural excepcional. En sus más de 2.000 hectáreas, este paraje alberga más de mil cavidades, en su mayor parte interconectadas, dentro de las que podemos encontrar un espectacular y diverso universo de formaciones cristalinas, desde estalactitas a columnas, corales y estalagmitas huecas, que son únicas en el mundo".

En este sentido, el Karst en Yesos de Sorbas cuenta con cuevas únicas, como la Cueva del Agua, que tiene 8 kilómetros de longitud, y la Cueva de Covadura, que con 120 metros es una de las más profundas de España, de las excavadas en yeso. También destacan la Cueva del Yeso y la Cueva del Tesoro.

García ha añadido que "asimismo, sobre la superficie, este Karst reúne importantes valores ecológicos, al ser hogar de plantas endémicas, como el narciso de Sorbas, la matamarilla o la espuelilla de Sorbas así como especies animales de gran importancia también viven aquí; es el caso de la tortuga mora, una de las especies más emblemáticas del sureste peninsular y de aves como el búho real, el águila perdicera, el halcón peregrino y el cernícalo. Entre los mamíferos, hallamos algunos de los predadores que están más amenazados y que en el Karst encuentran todavía su hogar: el zorro, la gineta, el tejón y la comadreja".

El delegado de Medio Ambiente ha incidido en que el enorme valor didáctico y científico de este espacio y su gran interés espeleológico lo han convertido en uno de los Karst más importantes del mundo. "Precisamente, para poner de relieve todos estos valores, la Junta de Andalucía ha creado el Centro de Visitantes del Karst en Yesos de Sorbas, por el que pasan cada año una media de 18.000 personas y en lo que va de 2009, 7.579 personas han visitado ya este centro", apuntó a los periodistas que visitaron junto con él una de las cuevas que componen el conglomerado de galerías de los Karst.

Una visita a la Cueva Covadura, en su primer nivel, en un recorrido de cien metros en la que Diego Contreras, gerente de Natur Sport, empresa encargada de gestionar el centro de Visitantes Los Yesares por cesión de la Junta, explicó a los periodistas que "las formaciones de yeso en estalactitas y estalagmitas que hay en estas cuevas son únicas en el mundo porque poseen una fisionomía singular que las diferencia del resto", y apuntó que "la gente al principio es un poco reacia cuando se les informa de que tienen que gatear o agacharse para poder descubrir las cuevas pero luego cuando salen de ella nos lo agradecen", bromeaba ayer.

Parapetados con cascos con linternas alimentadas con baterías, y guiados por tres monitores, el grupo de medios de comunicación que visitó ayer los Karst en Yesos, pudo descubrir, filmar y fotografiar los efectos de la filtración del agua en el yeso de este espacio, que junto con los ubicados en Bolonia (Italia), Sicilia (Italia) y Podolia (Ucrania), conforman la red más importante a nivel mundial.

Y es que la karstificación en yesos es un fenómeno poco frecuente en la naturaleza por lo que tienen un altísimo valor didáctico y científico.

Por esta razón la Junta ha invertido recientemente cerca de 58.000 euros para mejorar el Centro de Visitantes de Los Yesares, el punto de partida para conocer la historia y todos los detalles de estas inusuales formaciones. Esta instalación cuenta con 4 salas: del Medio Terrestre (donde se expone rocas, minerales, fósiles y la maqueta del karst); del mundo subterráneo (donde se recrean el interior de una galería de karst); humedal (en la que se informa a los visitantes en 11 paneles del retorno del agua desde los karst hasta el Río Aguas); y una sala de proyecciones.

Por ello, Clemente García ha subrayado, que "el Karst en Yesos de Sorbas es un ejemplo de la firme apuesta que sigue la Junta de Andalucía en Almería de hacer de sus espacios naturales un pilar de desarrollo. Un ejemplo es el hecho de que la Junta ha cedido la gestión del Centro de Visitantes de este paraje a una empresa privada, que también se encarga de realizar las visitas guiadas a las cuevas, con gran éxito entre escolares y todo tipo de grupos; la cuál, además, acaba de abrir un local de restauración junto a la entrada a las cuevas".

Existen dos formas de visitar el karst, en superficie, recorriendo su paisaje exterior, o adentrándose a alguna de sus cuevas. También se puede visitar realizando una de las tres posibles excursiones guiadas que se ofrecen y que están adaptadas a todo tipo de público.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios