vera

Veraplayazul reclama a la Junta que tome medidas para evitar vertidos

  • Denuncian que el agua de las playas mostró en Semana Santa "preocupantes signos de suciedad" y piden soluciones

Veraplayazul ha presentado una reclamación ante la Junta de Andalucía para conocer qué medidas ha tomado con el fin de evitar los vertidos en las playas de Vera, que su propia consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio reconoció en un informe donde no salva a nadie: Deretil; estaciones depuradoras de Cuevas de Almanzora, Palomares-Villaricos y Vera; desaladoras de Pulpí, Codeur y Palomares; y la Estación de Bombeo de Aguas Residuales de Villaricos.

En el escrito registrado por Veraplayazul se solicita información sobre las sanciones y asunción de responsabilidades por los vertidos registrados. Se piden, asimismo, la actualización de los análisis de todos los puntos donde se vierte agua al mar tanto en Vera como en las localidades limítrofes; pero sobre todo se exige conocer qué medidas se han tomado para evitar los graves daños que causan la contaminación tanto en la salud como en la economía.

Unas medidas que, por el momento, brillan por su ausencia a tenor de que el agua ha comenzado a dar signos de suciedad en la propia Semana Santa. A pesar de la fecha temprana de la festividad religiosa y de que una buena parte de los establecimientos turísticos permanecieron cerrados, el agua apareció con espumarajos del viernes al domingo de resurrección.

Todo hace temer que la desidia de las distintas administraciones, que guardan silencio sobre una suciedad evidente, que también padecen la arena y las zonas verdes, mantendrá la caída en picado de las condiciones de disfrute de las playas veratenses. Año tras año, la falta de limpieza y cuidado del entorno, especialmente del agua y de la arena, convierten a Vera en un ejemplo negativo de atención turística a pesar de sus evidentes valores naturales.

Veraplayazul no permitirá que la campaña de verano de 2016 sea peor aún que la precedente, donde las playas, tanto el baño como la arena, tuvieron que cerrarse durante varias semanas por vertidos contaminantes nunca aclarados. Los informes de la propia Junta de Andalucía mostraban que las microalgas a las que se culpó del cierre no fueron las causantes reales, pues se decidió levantar la prohibición cuando su nivel era el máximo y eso que, como se recordará, el problema ocasionó decenas de afectados y hospitalizados.

Frente a la opacidad informativa que mantienen tanto la Junta como el Ayuntamiento de Vera, a cuyo frente se sitúa Félix López, con respecto a las partidas presupuestarias, sanciones, asunción de responsabilidades y acciones tomadas para que no se vuelvan a repetir los vertidos; Veraplayazul ya tiene avanzado el informe para llevar el caso ante la Fiscalía de Medio Ambiente y la Unión Europea.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios