Villancicos y piezas clásicas para despedir un año inolvidable

  • Canjáyar organizó ayer como clausura un gran concierto en el que intervinieron el coro parroquial Santa Cruz y el mixto La Salle, así como el quinteto de metales Reiche y la Orquesta Joven de Almería

Canjáyar se resiste a cerrar un año que ha sido inolvidable para todos los canjilones, pero todo tiene que llegar a su final y eso ocurrió ayer con la celebración de un gran concierto celebrado en la Iglesia Parroquial del municipio que arrancó pasadas las siete de la tarde. Este evento ha sido organizado por el Ayuntamiento de Canjáyar junto a la Asociación del IV Centenario y la Hermandad de la Santa Cruz del Voto. El acto comenzó pasadas las siete de la tarde con las intervenciones de Emilio Esteban Hanza, comisario del IV Centenario, que puso de relieve el esfuerzo y voluntad puesta por todos los vecinos para celebrar un evento que "ha dejado una huella en todos nosotros". Tras él habló Juan Pedro Vázquez, presidente de la asociación, que además de muchos agradecimientos, muy especial, para los voluntarios destacó que la celebración "ha sido toda una hazaña y es una pena que termine", aunque "cerramos este año llenos de gozo porque todo ha salido bien".

Vázquez cedió la palabra a Juan José Verdegay, hermano mayor de la Hermandad de la Santa Cruz que aseguró a todos los asistentes la satisfacción de todos los hermanos por el buen desarrollo de todas y cada una de las actividades celebradas durante estos meses en los que 25.000 peregrinos han pasado por Canjáyar.

Tras él le tocó el turno al alcalde de Canjáyar, Francisco Alonso, que después de una larga lista de agradecimientos a todos los que de una manera u otra han hecho realidad este evento hizo entrega de una placa conmemorativa a Emilio Esteban, Juan Pedro Vázquez y Juan José Sánchez. Un pequeño obsequio con el que el Ayuntamiento ha querido reconocer la intensa labor realizada, no sólo durante este año sino durante los tres de preparativos.

Tras las intervenciones arrancó el concierto de clausura. En primer lugar actuó el coro parroquial Santa Cruz de Canjáyar. Este grupo, creado con motivo del Año Jubilar, fue dirigido por Sor Isabel Ramos Calle. El coro cantó cinco villancicos y canciones propias de estas fiestas navideñas. Entre ellas, Virgen de la Navidad, La Cuna o El niño Dios ha nacido en belén. Esta actuación, muy ovacionada por todos los presentes, dio paso a la del coro mixto La Salle de Almería.

Esta agrupación, dirigida por Juan Enrique Ureña, interpretó un amplio repertorio de nueve temas navideños. Canta que llega la Navidad, El Niño se columpió, Campanas las de la torre o duerme bien fueron algunas de las canciones que cantaron y con las que demostraron al público su buen hacer.

El concierto continuó con el quinteto de metales Reiche que interpretaron Baroque Suite, Kyrie, Ecco l´aurora con l´aurato fronte, Giá torna a rallegrar y una selección de villancicos. Tras ellos, salió a escena la Joven Orquesta de Almería dirigida por José Vélez que deleitó a los canjilones con Concierto para violín y orquesta en La menor de Vivaldi, que contó con Ana Marina Lao como solista. La OJAL también interpretó Oh! Magnum misterium de M. Lauridsen y Concierto para dos trompetas en Do Mayor de Vivaldi con Juan Jesús Gallardo y Pedro Sevilla, como solistas. Así se llegó al final un concierto con el que Canjáyar se despide de un gran año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios