La academia Helen Doron enseña inglés a bebés desde los 3 meses

  • El centro cuenta con instalaciones en el municipio y en Almería capital Su metodología se basa en la repetición y estimulación sensorial

Popularmente se dice que los niños son "como esponjas", y es que absorben todo tipo de información con una rapidez y facilidad que se torna asombrosa cuanto más pequeños son. De hecho, diferentes estudios señalan que, si un niño aprende un segundo idioma antes de los cinco años, será bilingüe. Siguiendo esta premisa, la academia Helen Doron basa su actividad, la enseñanza de la lengua inglesa, en la aplicación desde edades tempranas, con apenas tres meses de vida.

Hace tres años Natalia Bartkowiar y su socio abrieron las primeras instalaciones de esta franquicia en Roquetas de Mar y su método les ha procurado tanto éxito que solo un año después ampliaron sus dependencias con otro centro en la capital almeriense.

Promovida por la lingüista y educadora Helen Doron en 1985, la metodología se basa en la repetición y los refuerzos positivos. "Al ser tan pequeños, hay que estimular mucho a los niños con bailes, gesticulación y mucha sonoridad", explica la copropietaria de la empresa en la provincia, Bartkowiar.

Las clases para bebés y niños menores de tres años duran 45 minutos y se imparten una vez por semana con la presencia de los padres. Además, en casa escuchan cedés con diferentes canciones, ritmos y cuentos que posteriormente escuchan en clase y que contribuyen, así, a reforzar los conocimientos y que los niños interactúen más al reconocer los sonidos.

Aunque en esta fase solo pueden escuchar, apenas aprenden a hablar, los alumnos "pronuncian perfectamente cualquier sonido", asegura Bartkowiar. Y es que "de pequeños somos unos genios, aprendemos el doble de rápido".

Ella tiene el ejemplo más claro en casa. Su hija, de tres años, ya conoce cuatro idiomas: polaco (su lengua materna), castellano (lengua materna de su marido), inglés y chino.

"Estoy convencida de que es una apuesta segura". A pesar de la crisis sus academias no dejan de recibir alumnos. En la de Roquetas hay 270 inscritos y en la de la capital almeriense, 180. "Los padres se quitan de otras cosas antes que borrar a sus hijos de clase porque saben que están invirtiendo en el futuro de sus hijos".

En un momento en el que la mala andadura económica impulsa a muchos jóvenes y mayores a emigrar a otros países en búsqueda de trabajo, el inglés se hace imprescindible. Aunque también abre las puertas a nivel nacional, ya que cuanto más preparado esté un candidato a una oferta laboral, más opciones tiene de conseguir el puesto. "En España, por lo general, hay un nivel muy bajo de inglés", admite la empresaria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios