Más de 17.000 aves acuáticas de 57 especies invernan en los humedales de la provincia de Almería

  • La Junta celebra el Día Mundial de los Humedales con tres actividades en las Albuferas de Adra y en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar

Los humedales almerienses albergan este invierno a 17.352 aves acuáticas de 57 especies diferentes, la segunda cifra más alta, tras la registrada en el censo de la invernada de 2005, desde que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio puso en marcha el Programa de Seguimiento de Fauna hace 25 años. Son datos que ha ofrecido el delegado territorial de Medio Ambiente, Antonio Martínez, que ha acompañado a un grupo de jóvenes del Centro de Menores ‘Tierras de Oria’ durante la visita que han realizado a las Salinas de Cabo de Gata, una de las actividades programadas por la Junta para conmemorar el Día Mundial de los Humedales que se celebra el 2 de febrero.  

A través de las explicaciones de los técnicos, los menores han podido conocer los valores de este humedal, un ejemplo de simbiosis entre la explotación sostenible de un recurso natural, en este caso la sal, y la conservación de un ecosistema de gran riqueza biológica. Martínez ha destacado el papel de la empresa ‘Salins’, multinacional líder en el sector de la comercialización de la sal, ‘en el mantenimiento de esta industria milenaria y su compromiso ambiental’. Uno de los productos gourmet de mayor calidad de esta compañía se produce en las salinas almerienses y se vende con la denominación ‘Flor de Sal de Cabo de Gata’. Por su parte, los profesionales del Centro ‘Tierras de Oria’ han señalado que ‘este tipo de iniciativas, de sensibilización y divulgación en contacto con la naturaleza contribuyen a mejorar la sociabilidad de los menores, un aspecto clave en su proceso de reinserción’.

La Reserva Natural de las Albuferas de Adra ha sido otro de los escenarios de las actividades con motivo del Día Mundial de los Humedales. Con la colaboración del Grupo Rhodopechys de SEO Bird Life y el Ayuntamiento, se ha organizado un visita de un grupo de usuarios de Centro Ocupacional de Adra, dedicado a la formación e integración de personas con discapacidad física. Los asistentes han observado a las aves acuáticas de la zona desde la Estación Ornitológica ‘Lorenzo García’ y han participado un taller de anillamiento.

En el ámbito del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, a través de una iniciativa vinculada al plan de dinamización del Punto de Información de la Amatista, la empresa Grupo J-126 que lo gestiona, en colaboración de SEO Bird-Life, ha celebrado este Día Internacional en torno a la albufera de Rambla Morales, conocida como ‘El Charco’, un humedal de origen fluvial de importancia creciente para la práctica del ecoturismo ligado a la observación ornitológica.

Inventario de Humedales

La provincia de Almería cuenta con 3.000 hectáreas de humedales, uno de los ecosistemas más productivos en términos de biodiversidad. La mayor parte de estos espacios están protegidos y han recibido el reconocimiento internacional como en el caso de las Salinas de Cabo de Gata, Punta Entinas-Sabinar y las Albuferas de Adra. El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, ha explicado que ‘la información obtenida a partir del seguimiento de la fauna y de los ecosistemas palustres ha permitido realizar una adecuada gestión de la biodiversidad de los humedales que ayudan a comprender cómo utilizan las aves las lagunas y cómo responden estos hábitats a los cambios ambientales’.

Con el objetivo de garantizar la protección, conservación y restauración de los ecosistemas húmedos, divulgar su importancia y fomentar el aprovechamiento sostenible de los recursos de este patrimonio, la Junta ha desarrollado el Plan Andaluz de Humedales y el Inventario de Humedales de Andalucía, dentro del que están catalogados nueve humedales almerienses: las Salinas de Cabo de Gata, la desembocadura de Rambla Morales, la laguna de la Gravera, las salinas de Cerrillos, los charcotes de Entinas, albufera Honda, albufera Nueva, Cañada de Las Norias y Balsa del Sabinar.

Pese a la aridez de la provincia, los humedales almerienses actúan como refugios para las aves acuáticas porque, al contrario que otros espacios acuáticos del sur de España que dependen de las precipitaciones para su inundación, los de Almería son en su mayoría de aguas permanentes. ‘Esta característica otorga un valor añadido a la importancia de medioambiental de nuestras zonas palustres’, ha señalado el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios