"Le pegas ahora una patada a una piedra y nos aparece un problema"

  • El edil señala que la mala gestión del PP durante 16 años ha provocado que el pueblo esté totalmente "desmantelado" y aclara que las dos piscinas no se abrirán este verano por falta de salubridad

Después de 16 años de gobierno del Partido Popular y Francisco Granero, José García Navarro conseguía que el PSOE volviera dirigir el Ayuntamiento albojense con mayoría absoluta. Cuando se cumple el primer año de gobierno de este joven alcalde, es momento de preguntarle por su gestión.

-¿Qué balance hace de su primer año de gobierno?

-Tremendamente positivo, aunque es cierto que nos está costando muchísimo trabajo. Están siendo muchas horas de dedicación, en las que se antepone la política sobre otros factores como el familiar. Esto es lo que echo más de menos; aunque estoy aquí por voluntad propia, si es cierto que tengo dos hijos muy pequeños y son los más perjudicados, junto a mi mujer. En el aspecto político creo que estamos haciendo las cosas bien; este primer año nos hemos dedicado a sentar las bases, a preparar lo que no estaba preparado, para que en los tres años que nos quedan se vean los resultados. Por desgracia la administración es muy lenta, y sus tramites administrativos también. Los vecinos deben darnos un margen de confianza y de maniobra sobre todo.

-¿En que situación se encontraba el Ayuntamiento cuando usted asumió la alcaldía?

-Albox estaba desmantelado, ahora mismo le pegas una patada a una piedra y aparece un problema. Sólo el problema que tenemos con el cementerio que esta en una situación lamentable, nos va a costar 100 millones de pesetas, y esto es sólo uno más. Por eso pido a los albojenses tranquilidad y confianza. A pesar de las limitaciones, hemos sacado adelante obras tan importantes como el puente sobre la Avenida América, empezaremos en pocos días las obras de la nueva guardería municipal, hemos terminado la Avenida de la Igualdad y estamos finalizando el Edificio de Servicios Múltiples que llevaba casi una década en obras.

-Su gran promesa electoral fue conseguir para el municipio el futuro Hospital de Alta Resolución que previsiblemente se construiría en la comarca. ¿En qué punto se encuentra?

-Debo decir que la decisión depende de la Junta de Andalucía, de la Consejería de Salud. Aquí en su día, en plena campaña electoral, el titular del PSOE en Almería, Martín Soler dijo públicamente que cuando la Consejería planteara un hospital en la comarca, se pediría que fuera en el municipio de Albox.

-El sector de la construcción en el municipio demanda con urgencia el Plan General de Ordenación Urbana y usted también prometió que en un año estaría aprobado.

-Ahora mismo estamos centrados en la ampliación del Plan existente; estamos adaptando nuestro planeamiento a la normativa actual, con la particularidad de que puedan seguir desarrollándose aquellos sectores urbanizables. Lo más importante es que nos permite hacer modificaciones puntuales y no paralizamos el desarrollo urbanístico. Una vez que tengamos aprobada definitivamente esta adaptación, vamos a seguir trabajando en el nuevo PGOU y seguir los pasos correspondientes para su aprobación definitiva.

-El suelo industrial es otra de las carencias que presenta el municipio, de hecho numerosas empresas albojenses se están instalando en polígonos de otros municipios. ¿Dan más facilidades otros Ayuntamientos para que empresarios de aquí decidan marcharse?

-Es cierto que esto está sucediendo en los últimos años, estamos poniendo ricos a otros municipios, por eso hemos optado por la Adaptación del Plan General, porque nos permite modificaciones puntuales. Estamos trabajando en un modificación puntual para poder ampliar el suelo industrial que tenemos. Ampliar el Polígono Industrial de la zona norte, y la adaptación y legalización del polígono comercial que tenemos en la entrada del municipio, serán un revulsivo importante para Albox.

-La primera piedra del Puente de la Avenida América se puso en el mes de diciembre, luego pocos días antes de las últimas elecciones se anunció el inicio de las obras, y aunque se han movido las tierras, las obras se han parado. ¿Estará terminado para el mes de diciembre como prometió en su día?

-Hemos tenido que parar las obras porque uno de los pilares ha caído justo sobre los desagües de la piscina municipal que está colindante al mismo, además de afectar al alcantarillado de la zona sur del municipio. Hemos tenido que modificar el recorrido del desagüe, del alcantarillado y la red de alta tensión, pero dentro de eso, las obras van a buen ritmo. Para el mes de diciembre hay que terminar la obra, y yo confío en la empresa.

-¿Estamos ya prácticamente en verano y los albojenses no podrán bañarse en ninguna de las dos piscinas municipales. ¿Ha sido esto una falta de previsión por su parte?

-Aquí quiero ser especialmente claro. Ambas piscinas municipales, la de Albox y la de la barriada de las Pocicas, no reúnen los requisitos mínimos de salubridad y seguridad, por tanto no se abrirán. No se ha hecho ningún tipo de actuación para su mantenimiento en los últimos dieciséis años, y la piscina como está actualmente pierde al día alrededor de 1.000 metros cúbicos de agua, lo que supone que medio barrio de La Loma se quede sin abastecimiento. No podemos hacer en un año, lo que no se ha hecho en dieciséis.

-¿Cómo se gobierna sin oposición?

-Muy bien. Hay que decir que el Partido Popular ha sido responsable de la decisión que en su día adoptaron los vecinos en las elecciones, y por eso trabajamos duro para que la confianza que nos depositó el pueblo, sepamos corresponderla con realidades. Nosotros no necesitamos la crítica de la oposición para movernos, ni para mostrar interés por el desarrollo del pueblo, hay otra forma. Hay otra manera de gobernar y es posible hacer cosas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios