Los andamios cubren la Torre del Rayo que lucirá nueva imagen en junio

  • La puesta en valor del monumento más antiguo permitirá contar con un nuevo atractivo turístico y la mejora de un mirador único

La Torre del Rayo, que data del siglo XVI -lo que la convierte en el monumento más antiguo de Carboneras-, está cubierto de andamios. La razón, las obras de rehabilitación que se realizan en esta construcción que hasta el comienzo de esta actuación se encontraba en ruinas. La empresa Azuche 88, constructora especializada en la restauración de patrimonio histórico, es la encargada de acometer estas obras, que comenzaron a finales de diciembre y se prevé se prolonguen hasta el mes de junio.

Concluidos los trabajos de demolición de las partes que se encontraban sueltas, ahora los operarios trabajan en los recalces. "Estamos asentando la base de la torre para después comenzar los trabajos en la parte de superior de esta construcción donde se reconstruirá la bóveda que albergaba la habitación del torrero y también se recuperará la terraza de la torre", explica Juan Ramón, jefe de obra.

Para la puesta en valor de este monumento, la empresa utiliza las técnicas constructivas y materiales similares a los existentes. La torre está construida de mampostería (hecha con piedras desiguales ajustadas y unidas con argamasa sin un orden establecido). "Estamos empleando la misma piedra que hemos tirado así como otras similares que hay por el monte a las que añade arena, cemento y cal", aclaran desde la empresa constructora.

Las obras de restauración de la Torre del Rayo supondrán una inversión cercana a los 92.000 euros. Su rehabilitación se encuentra dentro del convenio de colaboración que la Consejería de Cultura y el Ministerio de Fomento firmaron en 2009.

El acuerdo recoge que el Ministerio aportaría 88.403 euros para este bien cultural, acogiéndose a la Ley de Patrimonio Histórico de 1985 por la que se establece que un 1% del presupuesto de obras públicas se dedique a financiar los trabajos de conservación de dicho patrimonio.

Desde el Ayuntamiento de Carboneras explican que el objetivo de este proyecto es que la torre se convierta en una atractivo más del municipio una vez rehabilitada. Por tanto, la actuación permitirá contar con un nuevo espacio turístico, ya que se prevé que la torre pueda ser visitable.

Además, esta obra supondrá revitalizar un mirador que ofrece unas vistas panorámicas espectaculares de la bahía del Cabo de Gata y, a su vez, permite contemplar Carboneras a vista de pájaro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios