"En el año que llevo, duermo muy bien"

  • La primera edil popula espera finalizar su mandato con "la cabeza bien alta"

Ostenta la vara de mando en el Ayuntamiento de Antas desde hace un año, cuando salió elegida como alcaldesa en las pasadas elecciones municipales con el Partido Popular. Soltera y con 42 años de edad, afronta con ilusión esta nueva andadura política y en cinco minutos, en su pueblo, en Antas, descubre algunas de sus predilecciones y deseos de cara a los próximos años. Uno de ellos, "el de salir con la cabeza bien alta cuando termine la legislatura dentro de tres años".

-¿Qué le proporciona a usted tranquilidad?.

-A mi el hacer las cosas bien, ser consecuente con lo que he dicho y, desde luego, el trabajar y el hacer lo mejor posible por mis vecinos. En el año que casi llevo en la alcaldía le puedo asegurar que estoy durmiendo completamente bien por la noche.

- ¿Vino o agua en las comidas?.

- Un poco de vino, el agua antes y después.

- ¿Usted se acuerda de las pesetas?.

- Hombre claro, sí, perfectamente, hace 7 u 8 años del cambio.

- ¿Y la vida era más barata o es más cara ahora?.

- Con el euro yo creo que es más cara ahora. Un café valía antes 100 pesetas y ahora ha pasado a un euro, redondeado al alza, más caro ahora.

- ¿Le apetecería dar un paseo en góndola?.

- Hombre los barcos no es mi fuerte, aunque he hecho algún viaje. La verdad es que sí me apetece pasear en góndola, sí me gustaría.

- ¿Que haría si encontrara un trébol de cuatro hojas?.

- Pues guardarlo para tener buena suerte, tanto a nivel personal como también, desde luego, en el Ayuntamiento.

- De Laurel y Hardy, el gordo y el flaco, ¿quién era el gordo y quién era el flaco?.

- No, no se lo puedo decir porque no me acuerdo.

- ¿Recuerda uno de los oficios de los 7 enanitos?.

- Tampoco, se ve que me estoy haciendo mayor porque se me han olvidado todos los dibujos animados. No me acuerdo.

- ¿Qué prefiere un brillante o un diamante?.

- Pues no lo sé, porque no he tenido la oportunidad ni de comprarlo ni de que me lo regalen, pero desde luego tampoco es que sean mi fuerte las joyas.

- Pida un deseo...

- Un deseo en política: hacerlo lo mejor posible. Desde el primer momento que llegué el Ayuntamiento lo estoy intentando hacer. Hacer lo mejor posible y hacer las mayores cosas posibles por mi pueblo, por no defraudar a mi pueblo, y que me vaya de la alcaldía con la cabeza bien alta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios