216 años del nacimiento como villa

  • La localidad celebró ayer el Día del Privilegio para conmemorar su independencia de la capital Carmen Alonso y Gaspar Molina, 'Gadorenses Ejemplares 2016'

Todos los años se convierte en un acto más cargado de simbolismo, de magia, de pasión, de sentimientos. Se trata del Día del Privilegio, una jornada festiva en la que el municipio de Gádor conmemora con diversos actos institucionales el aniversario de su nacimiento como villa y que ayer alcanzó los 216 años. Y es que tal día como ayer de del año 1800, el rey Carlos IV concedió a Gádor el título de "Villa de por sí y sobre sí", por el que dejó de depender de la capital, para adquirir entidad propia como pueblo.

Para conmemorar su declaración como villa, los gadorenses han celebrado el "Día del Privilegio" con un acto institucional en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, que recuerda la concesión de la Real Cédula del Privilegio de Villazgo del Lugar de Gádor. Un hecho de indudable trascendencia, que dio un giro de 180 grados a la historia de Gádor.

Previamente y, a la misma hora en que se produjo este hecho relevante, el replique de campanas ha dado paso a una teatralización histórica del Privilegio del Villazgo de Gádor, a cargo de un grupo de jóvenes pertenecientes a los centros educativos del municipio. Una representación con la que se ha tratado de ahondar en las raíces históricas del municipio y que han seguido todos los vecinos de la villa con gran interés desde la céntrica plaza de la Constitución.

Por la tarde, se ha celebrado el acto institucional central, que ha congregado en el Salón del Plenos del Ayuntamiento a numerosas autoridades y vecinos de la villa. Un acto que se ha iniciado con un homenaje a los "Gadorenses Ejemplares 2016", que simbolizan el espíritu luchador y emprendedor de los vecinos de Gádor y que es un reconocimiento a personas ejemplares, que encarnan valores como el esfuerzo, la honradez, la constancia, la tenacidad, el sacrificio y afán de superación personal.

Distinciones que en esta edición se han otorgado a Carmen Alonso García, "Dª Rosario", en reconocimiento a su trayectoria ejemplar de toda una vida dedicada a la cultura y la enseñanza y al joven gadorense, Gaspar Joaquín Molina Lores, estudiante de medicina, que ha recibido la distinción a su brillante trayectoria académica.

A continuación el alcalde de Gádor, Eugenio Gonzálvez, ha intervenido para destacar la importancia del Día del Privilegio, por tratarse del Día de la Villa. "Un día grande para todos los gadorenses -dijo--, en el que conmemoramos un hecho histórico de vital trascendencia para nuestro futuro, a partir de cual los gadorenses comenzamos a caminar juntos de la mano como pueblo independiente de la capitalidad de Almería y con identidad propia para regir nuestro destino. Un hecho que nos permitió afrontar los retos y un ilusionante futuro para hacer de Gádor la villa en constante crecimiento y desarrollo que hoy es".

Un nacimiento como pueblo que tuvo su origen en el agua y en la injusta distribución de este recurso vital para este municipio fundamentalmente agrícola y que 216 años después vuelve a cobra actualidad. "Hoy --afirmó Eugenio Gonzálvez-- tenemos que hacer alusión nuevamente al problema del agua, ya que esa misma reivindicación de los gadorenses sigue viva. Hoy, al igual que hace 216 años, son los agricultores de nuestro pueblo quienes reclaman el agua para regar sus campos, que por legitimo derecho les corresponde. Un agua que tanto necesitan para evitar que la falta de este recurso esencial seque sus cultivos, dando al traste con su principal fuente de vida y con el motor de nuestro desarrollo y de nuestro futuro".

Por ello, Gonzálvez se ha dirigido a la administración responsable para pedir agua en nombre de los agricultores y evitar así que la falta de este recurso esencial provoque la quiebra del principal motor del desarrollo de la comarca del Bajo Andarax y del principal medio de vida de muchas familias. "Estoy convencido -aseguró--, que "gracias a la tenacidad de todos, al esfuerzo común, juntos vamos a conseguir, más pronto que tarde, que se imponga el entendimiento, la racionalidad y la justicia".

El alcalde de Gádor también ha tenido palabras en defensa de los ayuntamientos y diputaciones en unos momentos en los que su papel de estas administraciones está siendo puesto en tela de juicio desde algunos sectores, que "quieren -dijo que desaparezcan pequeños ayuntamientos como el de Gádor, o que se eliminen las Diputaciones, tan imprescindibles para los pequeños municipios, y que no es más que otra forma de echar la llave a nuestros pueblos".

Los gadorenses -añadió--, al igual que hicieron nuestros antepasados no podemos permitir que nos cierren nuestro pueblo 216 años después y nos obliguen a volver al pasado, a perder nuestra identidad e idiosincrasia y, en definitiva, también nuestro futuro".

Por último se ha reafirmado en su creencia caminando juntos de la mano y aunando esfuerzos se pueden alcanzar mayores cotas de desarrollo, de progreso y bienestar para todos. "Creo firmemente en Gádor, en sus vecinos, en nuestras posibilidades como pueblo y en un futuro mejor para todos sus hijos".

Al término de la conferencia el numerosos público asistentes al acto ha escuchado en pie el Himno de Gádor, interpretado por el tenor Francisco Rodríguez , acompañado a la guitarra por Rafael Gómez.

La celebración cívico-festiva del 216 Aniversario, se ha desplazado después hasta la Plaza de la Constitución, donde ha tenido lugar la tradicional ofrenda de una corona de laurel, que los gadorenses ejemplares, junto al alcalde de la Villa, han depositado al pié monumento de la Constitución.

A continuación, Francisco Ruíz y Begoña Almansa, ataviados con los trajes típicos de Gádor de "Curro y Refajona", han bailado el "Fandanguillo de Almería". El broche final al acto conmemorativo del Día del Privilegio lo ha puesto la interpretación de los himnos de Gádor y de España, a cargo de la Asociación Musical de Gádor y la Banda Juvenil.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios