Ocho años de prisión por matar a Amisao N. en las 200 Viviendas

  • El joven acusado por estos hechos ha reconocido que apuñaló en dos ocasiones al nigeriano

Un amplio dispositivo de la Guardia Civil veló por la seguridad en el barrio tras los altercados. Un amplio dispositivo de la Guardia Civil veló por la seguridad en el barrio tras los altercados.

Un amplio dispositivo de la Guardia Civil veló por la seguridad en el barrio tras los altercados. / Rafael González

Madrugada del día de Navidad de 2015. Amisao N., un nigeriano de 41 años perdía la vida apuñalado en las 200 Viviendas de Roquetas de Mar. Una muerte que provocaría nuevos enfrentamientos en el barrio entre colectivos de diferentes nacionalidades, con contenedores quemados y un importante dispositivo de la Guardia Civil movilizado al lugar para evitar mayores desgracias.

Casi dos años después el J.A.S.P. el joven de 21 años que mató a Amisao mostraba este martes su conformidad con una pena de 8 años de prisión por un delito de homicidio en el que concurren las atenuantes de confesión del hecho, ya que reconoció ser el autor material de la muerte hasta en tres ocasiones, y la de haber actuado bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Y es que, efectivamente, durante la vista oral celebrada en la Sección Segunda de la Audiencia de Almería se ratificó un escrito conjunto de conformidad al que se adhirieron Fiscalía, acusación particular y defensa, en el que se seña que antes de los hechos el acusado había ingerido bebidas alcohólicas que "mermaban sensiblemente sus facultades intelictivas". Así, ha quedado probado que sobre las 03:30 horas del 25 de diciembre de 2015 en la calle Valle Orotava Amisao se apeó de un turismo y el procesado le asestó sendas puñaladas en el cuarto y quinto intercostal izquierdo paraesternal con un arma blanca con 20 milímetros de ancho de hoja que había sacado de "forma inopinada" con "ánimo de causar su muerte". Tras esto, abandonó el lugar y dejó a Amisao muerto, tendido en el mismo suelo donde fue encontrado por los agentes. El guineano habría muerto aún con atención médica inmediata porque "la herida cardiaca causada fue "mortal de necesidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios