Almería

Tres años seguidos con más analfabetos

  • Más de 25.000 almerienses leen o escriben con dificultades

  • Hay más mujeres a pesar de que son mayoría en todos los niveles educativos

Comentarios 1

Almería suma analfabetos. Habría que buscar la respuesta en la situación económica que hace mella en todos los aspectos sociales desde hace 10 años y también habría que revisar el nivel de estudios con el que llegan las personas de procedencia extranjera. Dos claves sumamente importantes para tener conciencia de este aumento. El caso es que, en este sentido, Almería da pasos atrás. Son datos que chocan de frente con otros, cada vez hay más personas que estudios universitarios, cada vez más, sobre todo en el caso de las mujeres, 51.000 en la provincia frente a los 42.00 hombres.

Sin embargo, son las mujeres quienes aportan los mayores datos de analfabetismo funcional. Casi 15.000 almeriensas tienen carencia cultural en este aspecto por 9.500 hombres de la provincia.

Son los barrios desfavorecidos de Almería aquellos con más reconocimientos a nivel escolar. Recientemente, la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, destacó "la complicada y magnífica labor" de los docentes del colegio 'El Puche' en Almería para que sus alumnos, que parten de una "situación de desventaja", puedan transformar su futuro y el de sus familias. En La Chanca, la iniciativa 'Caminos Escolares' recibió el primer premio de los galardones anuales a la Promoción de la Cultura de Paz y Convivencia Escolar en Andalucía.

Sin duda, barrios como El Puche o La Chanca han dado pasos de gigante en las últimas décadas. El profesorado de estos centros ha tenido que doblar esfuerzos y no han parado de surgir iniciativas que parten desde los colectivos creados en estas zonas. Pero no todo depende de eso, el contexto cultural, familiar y económico es una pieza clave en el desarrollo del aprendizaje.

Según el informe de Barrio Vulnerables del Ministerio de Fomento y Vivienda, en La Chanca, allá por 1991, el 21% de la población carecía de estudios y en la actualidad incluso ha aumentado hasta el 25%. Teniendo su pico en el año 2001 con hasta el 31% de sus ciudadanos sin formación alguna. Apenas el 5,2% de los vecinos de El Puche cursan estudios universitarios en la actualidad, por el 5% que lo hacía en el año 1991.

Más grave es el caso del barrio de El Puche. En 2014, el 46% de sus habitantes no posee estudio alguno. Sí es cierto que se ha progresado en el porcentaje de alumnos que han ingresado en estudios primarios (28%) y secundarios (26%), aunque esto no quiere decir que los estudiantes terminen completándolos. Pues ese es el caballo de batalla de las administraciones, el absentismo es colar.

Lo cierto es que existe un estancamiento generalizado en el progreso escolar y académico de los barrios desfavorecidos de la capital y aunque se ha conseguido que más del 60 60% de sus jóvenes obtengan estudios primarios, sigue siendo una cifra muy baja para llegar a la media de la capital.

En esta, el 12% carece de estudios en la actualidad, situándose dentro de la media nacional.

En la actualidad, casi seis de cada 100 almerienses son analfabetos funcionales, es decir, tienen serias dificultades para leer o escribir. El porcentaje de mujeres analfabetas es casi del 6%, acercándose a cifras de mediados de los noventa y superior, por ejemplo, al año 2000.

En el caso de los hombres, la cifra máxima de analfabetismo durante los últimos 30 años se dio en el año 1997, con 6,1%. En la actualidad se sitúa en un 2,6%. La cifra, durante los últimos años de la pasada década se llegó a establecer en torno a las 3,5 de cada 100 personas con analfabetismo funcional. La subida es leve pero, sin duda, llama la atención en una sociedad en la que el aprendizaje sí está a mano de todos los niños, olvidando trágicas épocas pasadas en las que solo estaba en las manos de unos pocos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios