Los ayuntamientos deben a empresas y autónomos más de 253 millones

  • El jueves 84 de ellos presentaron las facturas para acogerse al plan de pagos del Gobierno · 18 municipios no deben nada

Algo más de 253 millones de euros. Eso es lo que deben los ayuntamientos de la provincia a proveedores, es decir, empresas y autónomos que han prestado algún servicio a los Consistorios, ya sea de limpieza, materiales, obras o servicio de cualquier otra índole y que a día de hoy siguen sin cobrar por sus trabajos. Pero no todos deben lo mismo, e incluso hay algunos ayuntamientos que tienen sus deudas saldadas. Según han señalado fuentes de la Diputación Provincial a Diario de Almería, de los 102 municipios que conforman la provincia, 18 no tienen ninguna deuda, como es el caso de Fiñana o Benahadux. Otros, en cambio, deben hasta de callarse con impagos que alcanzan los 114 millones por ejemplo de El Ejido -casi la mitad de la deuda provincial-, los 15,2 millones que adeuda el Ayuntamiento de Albox con un presupuesto anual de 12 millones y algo más de 11.000 vecinos, los 9,4 de Roquetas de Mar o los 11 que ha cifrado la capital.

Estos últimos, los que adeudan, se afanaban el jueves para confeccionar el informe y aglutinar todas las facturas. Y es que 15 de marzo era la fecha tope para poder solicitar la ayuda del fondo creado por el Gobierno Central para financiar el pago a proveedores. Una medida creada por el Ejecutivo de Rajoy que supone un balón de oxígeno a las miles de pequeñas y medianas empresas (pymes), y autónomos, que prestan todo tipo de servicios a los consistorios y que llevan meses -e incluso algunas años-, sin percibir un euro y que a partir del 1 de mayo verán revertir su situación, momento en el que se liberará el dinero.

Para tal fin, el Gobierno Central ya anunció hace unas semanas que iba a destinar un montante de en torno a 35.000 millones de euros para sufragar las facturas pendientes a fecha de 31 de diciembre del año pasado y cuya devolución está fijada en diez años con dos de carencia pagando sólo intereses al 5%.

Concretamente es esta cláusula, la de pagar intereses, la que está echando para atrás a muchos municipios. El alcalde de Huécija, Juan José Ramírez, señala que "es un chollo para los bancos ya que el Banco Central Europeo fija el interés al 1% y se van a llevar un 4%". Aún así, afirma que "nos tocará aceptarlo ya que debemos 140.000 euros y aún pagando intereses nos libraremos de esta deuda".

Otros ayuntamientos, en cambio, aún teniendo dinero en sus arcas municipales para poder hacer frente al pago a los proveedores prefieren acogerse a este plan de refinanciación. Es el caso de Alcóntar. Su alcalde, Antonio Ramón Salas, explica que "como debemos poco, unos 60.000 euros, no nos supone un gran esfuerzo pagar 6.000 euros al año durante una década con los intereses y dejamos los 45.000 euros que tenemos como un pequeño colchón para cualquier imprevisto que nos surja".

Una situación de casi bonanza que si es plena para otros pueblos como los citados Fiñana y Benahadux. Sus regidores acuden a su gestión eficiente de los recursos para responder cómo han hecho frente a los pagos a sus proveedores sin retrasos. El de Fiñana, Alfredo Valdivia, presume de haber cerrado el 2011 con un superávit de más de 177.000 euros "por lo que a nosotros nos da igual este plan", comenta. Misma opinión la que tiene su homólogo en Benahadux, Juan Jiménez, que comenta que "no hemos presentado ninguna factura ya que pagamos a todos nuestros proveedores cada final de mes con un máximo de 20 días".

Pero otros, sin embargo, no pueden jactarse de estar en una situación tan privilegiada económicamente. El Ayuntamiento de El Ejido, 114 millones de euros, y el de Albox, con más de 15, tienen un denominador común, y es que gran parte de su deuda se focaliza en pocas empresas. Con la refinanciación, podrán acabar con esa carga y tal y como señala el regidor albojense, José García, "se abren nuevas posibilidades para las empresas ya que dejarán de destruir empleo".

El próximo paso es redactar ahora un plan de ajuste que ejemplifique la viabilidad para hacer frente al préstamo con los bancos y cuyo plazo acaba a finales de mes. Si el Ministerio de Economía les da el visto bueno, el 1 de mayo se acabarán parte de los problemas de muchos ayuntamientos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios