La nieve blanquea Bacares y llena la sierra de turistas en busca de ocio

  • Las máquinas han limpiado la carretera y Tráfico mantiene los accesos abiertos

Los primeros días del mes de diciembre han dejado en el municipio de Bacares un gran manto de nieve polvo con un espesor de más de 30 centímetros . Cumbres como la de Calar Alto, Nímas o el Cerro de El Layón se han convertido este fin de semana en un auténtico reclamo turístico para familias, jóvenes e incluso grupos de senderistas. Tanto es así que hoy mismo se desarrolla una caminata en la que participan más de cuarenta senderistas de distintas partes de la provincia. Recorrerán insólitos parajes de Bacares, barrancos y valles, atraídos por el atractivo del color ocre amarillento de los álamos y demás árboles de hoja caduca y el blanco inmaculado de la nieve que cayó en la madrugada del viernes al sábado.

Las humeantes chimeneas del municipio no descansan ni de día ni de noche, pues los vecinos encuentran en las fogatas el mejor remedio para combatir los cuatro grados centígrados bajo cero que marcan los termómetros. Bacares, en plena sierra de Los Filabres, es una de las opciones más elegidas por los turistas para disfrutar del fin de semana y del puente de la Constitución y La Inmaculada. Comidas caseras, carnes a la brasa, un entorno de alta montaña y alojamientos rurales con encanto son solo algunos puntos de referencia destacados.

Las carreteras están completamente limpias y con una circulación normal, tanto por la parte de Gérgal y Calar Alto, como por la comarcal que une Bacares con Tíjola y Serón, según informaron desde la Guardia Civil de Tráfico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios