La borrasca Ana deja fuertes rachas de viento y poca agua en la provincia

  • La borrasca de la que todos hablan hoy

Ana, la borrasca de la que todos hablan hoy después de una intensa noche y peor madrugada de fuertes rachas de viento en toda la provincia, parece que ya se ha debilitado. Aparatosa, ruidosa pero con poca agua. Es el resumen de lo que ha dejado en Almería la ciclogénesis explosiva. Casi medio centenar de incidencias de poca consideración han tenido que atender los servicios de emergencias como bomberos y policías especialmente desde las seis de la madrugada. Caída de cascotes de fachadas, voladuras de plásticos de viejos invernaderos, vuelco de contenedores y vallas de carretera, desprendimiento de carteles publicitarios o riesgo de caída de árboles o farolas son algunas de las incidencias más numerosas tanto en la comarca del Poniente como en la capital y campo de Níjar. En el Levante y Almanzora, sin embargo, pese a que el viento también azotó ambas comarcas, no hubo requerimientos al Parque de Bomberos ni a la Policía Local por cuestiones relacionadas con el viento.La mañana ha empezado entorpecida con el viento pero llegado ya el mediodía ni siquiera la lluvia está presente. La Agencia Estatal de Meteorología mantiene hasta las seis de esta tarde las alertas por fenómenos costeros y fuertes rachas de viento. Y ya para mañana martes, sin rastro de la borrasca Ana, todo tiende a estabilizarse.Las temperaturas no han bajado de los 15 grados centígrados, pese a la sesación de pleno invierno que ha creado el escenario de viento, lluvia y cielo gris.Las mayores consecuencias que este temporal ha acarreado han sido sin duda el amarre de la flota de barcos de pesca, que no han podido salir a faenar esta mañana por mala mar, así como la cancelación de la llegada y salida del buque Denia Ciutat Creativa de Baleria que une Almería con Melilla por mar. En el aeropuerto, sin incidencia en los vuelos que había programados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios