Los camiones regresan para evitar posibles ataques durante las fiestas

  • Alcalde y subdelegado lanzan un mensaje de tranquilidad tras los atentados de Cataluña

  • Minutos de silencio en todos los municipios

Los ataques yihadistas de Barcelona y Cambrils han vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de proteger los puntos por los que vehículos conducidos por terroristas podrían introducirse para arrollar a los ciudadanos. En pleno nivel 4 de la alerta antiterrorista, la capital almeriense no ha sido ni es ajena a esta realidad y ya en Semana Santa se adoptó la medida de ubicar camiones en los accesos a los puntos de mayor aglomeración de personas durante esas fechas. Una iniciativa que ahora vuelve a repetirse, ya que tanto durante la Feria del Mediodía, la de la noche y en los momentos que se consideren oportunos durante las festividades en honor de la Virgen del Mar, los camiones volverán a defender a los almerienses y los visitantes de la ciudad.

No se ha precisado, por motivos de seguridad, los puntos en los que permanecerán estacionados pero cabe recordar que en Semana Santa pudieron verse, por ejemplo, en la Puerta Purchena, el acceso natural al Paseo de Almería.

Son grandes camiones , cubas de agua, que se colocan atravesados en las principales avenidas con el objetivo de evitar, o al menos dificultar cualquier ataque terrorista como los que hemos sufrido meses atrás en Europa. La Policía Local colabora estrechamente con la Guardia Civil y la Policía Nacional El objetivo de las medidas preventivas y disuasorias es garantizar la normalidad estos días.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Almería ha preparado un dispositivo de seguridad con motivo de la Feria 2017 que, coordinado por las áreas de Cultura, Educación y Tradiciones y de Presidencia, Empleo y Seguridad, integra a más de 230 efectivos, entre Policía Local, Bomberos, Protección Civil, personal sanitario, seguridad privada y personal del Cuerpo Nacional de Policía. Entre las medidas de seguridad que se van a adoptar en el recinto ferial, la junta local ha dispuesto el cierre de todas las puertas a partir de las siete de la mañana, a excepción de la situada en la zona más alta, que queda situada frente al aparcamiento del campo de fútbol y junto a las paradas del transporte urbano. Habrá, además, un mayor control de acceso de vehículos al recinto ferial y durante todos los días de Feria, se cortara el tráfico entre Puerta Purchena y la calle General Tamayo.

Pese a todo, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pachecho, insistía ayer en lanzar un mensaje de tranquilidad a los asistentes a la Feria. "Es verdad que la coordinación entre los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado es total, siempre capitaneados por la Policía Nacional, y desde hace mucho tiempo venimos trabajando en evitar este tipo de sucesos colocando vehículos pesados en las entradas a las principales zonas peatonales, también jardineras, ese trabajo ya estaba previsto", dijo este viernes para añadir ato seguido que "la seguridad siempre es la primera de las prioridades a la hora de organizar cualquier evento. Todas las administraciones están implicadas en que sea una Feria divertida, amena... pero por encima de todo que sea una Feria segura".

"Estos atentados no buscan otra cosa que cambiar nuestro modo de vida y no podemos permitirlo de ninguna manera. Es por eso que no hemos decidido no suspender la feria, no aplazar la apertura del recinto para que la gente pueda asistir (...) la vida tiene que seguir y tenemos que demostrar con la normalidad que no van a poder con nosotros. Estamos todos unidos, hoy todos somos Cataluña y no van a poder con nosotros. Somos más y mejores", apostilló.

En esta línea se pronunció también el subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca, que acompañó al regidor y a numerosos cargos públicos en el acto de repulsa a los atentados de Cataluña en el que se guardó cinco minutos de silencio en recuerdo de las víctimas. "Quiero transmitir mensaje de tranqulidad, estamos trabajando día a día con estos temas, de la lucha antiterrorista, tenemos el nivel 4 en marcha. Hemos aumentado los niveles de seguridad y control de los pasajeros tanto en la Operación Paso del Estrecho como en el aeropuerto, donde se han tenido unos resultados espectaculares y se han detenido a muchos delincuentes internacionales", aseguró.

García Lorca sostuvo que se trabaja con "rigor para garantizar la seguridad" y que los planes operativos que tanto de la Policía Nacional y la Guardia Civil "se están cumpliendo a rajatabla y con resultados espectaculares". "El ejemplo han podido ver el Dreambeach, tenemos ya la orden de servicio de la Feria de Almería. Lo único que nos distorsiona un poco es la avalancha constante que tenemos de pateras, que nos hace distraer muchos efectivos. Por lo demás, las condiciones son objetivamente muy positivas", mantuvo el subdelegado.

Afirmaciones, como se han dicho, realizadas tras cinco minutos de silencio a los que se sumó la Junta de Andalucía, con la consejera de Justicia Rosa Aguilar a la cabeza, los partidos de la oposición, sindicatos, la Autoridad Portuaria... Un crisol de administraciones y colectivos que quisieron lanzar un "mensaje rotundo de unidad frente a la barbarie, el terrorismo porque juntos somos más y más fuertes", tal y como defendió la consejera Aguilar. No fueron los únicos, a las doce del mediodía los ayuntamientos de la provincia se volcaron y celebraron sus propios actos en los que todos los vecinos de la provincia pudieron decir "basta" al terror y demostraron, más que nunca, los lazos que unen a Almería con Cataluña, una tierra que ha acogido a miles de almerienses durante años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios