El carril lento de Tahal a Macael lleva más de siete meses parado

  • Las lluvias del pasado mes de noviembre provocaron desprendimientos de tierras que han provocado que la vía sólo haya funcionado correctamente cuatro meses

Más de dos años trascurrieron desde que las distintas empresas presentaron las ofertas para realizar las obras de mejora de trazado y construcción de vías lentas en la carretera A-349, en el tramo Tahal-Canteras de Macael, hasta que se inauguraron, el 28 de julio de 2008. Unos trabajos que se incluían dentro del Plan MASCERCA puesto en marcha por la Junta de Andalucía. Un proyecto que nació para mejorar la seguridad vial y el confort de las carreteras, dotándolas de las características técnicas adecuadas que lo garantizasen. El tramo, en concreto, presentaba gran dificultad para la circulación debido a la intensidad de tráfico de vehículos pesados, debido a la pendiente, de entre el 6% y el 7% del terreno, así como al trazado en planta de 75 metros. Por estos motivos, se proyectaron sendas vías lentas en cada sentido de la circulación, con un radio mínimo de 105 metros en los primeros 4 kilómetros, y de un radio de 80 metros en las tres últimas curvas.

La puesta en marcha de este carril para vehículos lentos tan solo ha estado funcionando con normalidad cuatros meses, ya que desde el pasado mes de noviembre, importantes desprendimientos de tierra han dificultado el tránsito de los vehículos por la zona. Las fuertes lluvias acaecidas durante el pasado otoño, y la falta de contención de los taludes del monte provocaron un desprendimiento de tierra que ha vuelto a perjudicar el tránsito de los miles de coches y camiones que circulan por esta zona todos los días, ya que es la vía de unión de la Comarca del Mármol con la capital. La mejora de esta carretera, la A-349, era una de las grandes demandas de los empresarios y trabajadores que a diario recorren la vía, peor solo ha estado a pleno rendimiento unos meses. Decenas de camiones, cargados de piedra natural, utilizan este trayecto para el transporte de su material, y al haberse reducido el número de carriles, perjudican seriamente el tráfico de vehículos, que tiene que aguantar largas colas tras del camión.

La actuación, de 5,2 kilómetros, comenzó en el PK 31+000 y finalizó en el pk 36+120. La velocidad del tramo es de 60 kilómetros/hora y la calzada la componen dos carriles de 3 metros cada uno, un carril adicional de 3 metros y arcenes de 1 metro con bermas de 0,5 metros. En ella se invirtieron 3,5 millones de euros para la mejora de este tramo, que dotó a la vía de 850 metros de carril para vehículos lentos en sentido Tahal-Canteras de Macael y 4,6 kilómetros de carril en sentido contrario.

Tras el derrumbe de parte de los taludes sobre el asfalto se colocaron pivotes y señales viales que obligan a los transeúntes a desviarse por un camino de tierra, que vuelve a dejar este tramo de carretera con tan solo dos carriles. Una situación sobre la que no se ha avanzado en los últimos siete meses, a pesar de que la construcción de este carril lento es nueva, puesto que su inauguración fue hace menos de un año.

Juan Lóbrego, es uno de los múltiples conductores que pasa cada día por esta carretera y ha relatado en qué estado se encuentra. " Es incomprensible como una vía que se inauguró hace tan solo unos meses está de esta manera. Paso cada día y no veo a obreros arreglarla, por lo que imagino que tendrán que transcurrir otros cuantos años para que asfalten la zona de tierra y volvamos a tener tres carriles. Además cuando un camión de gran tonelaje se situá delante de los turismos el trayecto se hace eterno, ya que es imposible adelantarlo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios