La clínica de los animales marinos

  • Las instalaciones de Equinac en el puerto de Almerimar acogen ya a distintos animales varados para su recuperación y posterior suelta

Equinac, la entidad autorizada para el rescate de especies marinas protegidas en la provincia de Almería, no ceja en su empeño. Las instalaciones cerca del mar para atender a las tortugas marinas y cetáceos que precisen de ayuda son ya toda una realidad, aunque todavía queda un poco de trabajo por delante, y se puede decir que en estos momentos ya son un centro totalmente operativo en el que se recuperan los animales marinos que han quedado varados en alguna de las playas de Almería.

Eva Morón, coordinadora de Equinac, explica a Diario de Almería que en estos momentos las instalaciones de Almerimar cuentan con cuatro piscinas exteriores con una capacidad con divisiones para 10 tortugas marinas, mientras que en el interior de las mismas disponen de cinco tanques con capacidad con divisiones para 7 tortugas más y dos tanques de cuidados intensivos.

Aclara que los tanques internos "tienen todos control de temperatura y filtros individuales" y añade que la totalidad de las las piscinas y tanques "están conectados con tuberías a una bomba central que extrae el agua directamente del mar, y otra bomba que hace lo contrario, la devuelve al mar".

"Todo el perímetro, instalaciones interiores y exteriores tienen un sistema de alarma con sensores perimetrales y vídeo vigilancia, gracias al patrocinio de la empresa Sesise y Monsterphone", indica Morón, quien destaca la seguridad implantada para proteger a los animales en recuperación de cualquier tipo de actividad criminal o vandálica.

Y lo que más mérito tiene es que la edificación y puesta a punto de este centro y los medios con los que cuenta en la actualidad ha sido ejecutada de forma totalmente desinteresada por los voluntarios de Equinac, que no perciben retribución alguna por su trabajo. Es cierto que el Puerto Almerimar SA cedió a la entidad la parcela en la que se ubica, pero carecía de servicios básicos como luz o agua, o si quiera de cerramiento exterior. "Dentro de nuestro equipo tenemos electricistas, fontaneros, ingenieros, albañiles y gente dispuesta a sacrificarse a coste cero por los animales y gracias también a empresas que nos han patrocinado materiales hemos podido tenerlos para la construcción", dice Morón. Claro que no todo ha sido un camino de rosas. Cabe recordar que en febrero de este año Equinac puso marcha una campaña impulsada desde redes sociales como Facebook para solicitar donativos que permitieran llevar a cabo la instalación eléctrica en sus nuevas instalaciones y así poder trasladarse a las mismas. Finalmente la solidaridad hizo posible superar este escollo, como ha ocurrido con todos los que se han presentado en su camino.

Desde su origen, los voluntarios de Equinac se han convertido en los mejores amigos de la fauna marina. Fue en febrero de 2001 cuando la Dirección General de Gestión del Medio Ambiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía autorizó a este colectivo para la toma de muestras y datos de animales marinos muertos varados en las costas de Almería.

Un año más tarde, junto a Ecologistas en Acción, Equinac fundaría la Federación "Promar Almería", en la que Equinac aportaba las instalaciones, un centro de recuperación y el equipo humano para la atención de los animales, y Ecologistas en Acción la red de varamientos. Una entidad que desaparecería en octubre de 2013, momento en el que Equinac se convierte de nuevo en la entidad autorizada para el rescate de especies marinas protegidas.

El objetivo de este colectivo es el de devolver a su medio natural a todos los animales varados que sea posible. Para ello, cuenta con instalaciones en Almería y Almerimar, además de otras de carácter complementario en diferentes puertos, realizando su trabajo de forma coordinada con la Guardia Civil, Policía Nacional y Local, Salvamento Marítimo, etc., contando con una red de varamientos propia, que incluye un equipo técnico formado por veterinarios, biólogos, técnicos veterinarios y ciencias del mar, un equipo veterinario e individuos pertenecientes a diferentes sectores relacionados al mar, como clubes de buceo.

Equinac está disponible y operativo 24 horas , 365 días al año. No recibe retribución económica de ninguna administración y se sostiene gracias al altruismo de sus integrantes y a los patrocinadores y colaboradores que les ayudan con la compra de material, y en el caso de las salidas en barco, propiedad de uno de los integrantes del equipo, con el pequeño ingreso que éstas suponen. Asimismo, realiza colaboraciones con otros grupos de rescate y recuperación de fauna marina, como con la estación biológica de Doñana en las anidaciones de tortugas marinas.

En recientes declaraciones a la agencia Efe, Morón desveló que en lo que va de año Equinac ha atendido a medio centenar de cetáceos en playas de Almería. "En cetáceos lo que más atendemos son delfines listados y, por otro lado, también tenemos muchos casos se tortugas moras. Sin embargo las poblaciones de delfines mulares que hay cerca de la costa no varan, posiblemente porque son más grandes y no necesitan tanto al grupo", dijo entonces.

Morón precisó que los delfines listados que varan en Almería suelen ser crías, juveniles o subadultos, y que es muy raro encontrarse con adultos que lleguen a la playa, y apostilla que todos los registrados cuentan con su ficha que es remitida al Gobierno y la Junta de Andalucía.

En lo que se refiere a otros anmimales, las tortugas moras (Caretta caretta) son las que más ocupan la actividad de Equinac. Muchas de ellas llegan llenas de cirrípidos y con plásticos en el estómago, además de desnutridas, lo que da una buena imagen del estado en el que se encuentra el Mediterráneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios