Más compradores con menos décimos del sorteo de Navidad

  • Las administraciones dicen que venden a más gente pero en menor cantidad · Este año se prefieren las terminaciones impares para el Gordo, la más buscada es el 11

"Suerte y fortuna sonreídme. Deja que tu aliento entre en mi botella para que la suerte me acompañe y me toque la lotería". Este es uno de los múltiples conjuros que corren por la red para pedir que te toque la lotería. Mañana se celebrará uno de los acontecimientos más esperados del año, máxime en esta época en la que muy pocos bolsillos rebosan algo más que agujeros. El Sorteo Extraordinario de Navidad es uno de los sorteos de lotería más populares que se celebran en España cada 22 de diciembre, y este año, con el mayor premio de su historia, 4 millones de euros a la serie, 400.000 euros al décimo. El Gordo de Navidad es lo más codiciado del momento. Nervios, premoniciones, presentimientos, números soñados, o aquel refleja una fecha importante… Son muchas las supersticiones que van de la mano de este tradicional sorteo, y es que aunque, como se suele decir, "todos los números están en el bombo", y por ende, todos los números tienen las mismas posibilidades de ser el ganador, ese no es motivo para conformarse con cualquier número.

En El Ejido los números impares siguen siendo los favoritos. Si cada año terminaciones como el 5, 3, 7 o el 13 han estado a la orden del día de las peticiones, este año además, el 11 ha sido la terminación más buscada, coincidente con el presente año. "Se piden más los impares que los números pares, parece. Un número concreto, el 70911, se me ha agotado porque me lo han pedido de múltiples puntos geográficos", afirmaba José Manuel García, gerente de la administración número 3 de El Ejido. Aunque no hay un instante en que la ventanilla de la administración esté vacía, el número global de ventas de lotería ha descendido. De lo que se desprende que la mítica frase de "la crisis aumenta el número de ventas de lotería" es un tópico. Tal y como aseguraban en las administraciones ejidenses, "la crisis se nota en todos los sentidos". Este año la venta es inferior. "Aunque puede aparecer más gente en ventanilla a comprar lotería, los compradores habituales han bajado el dinero que invertían por lo que la venta global ha descendido", añadía García. "La gente que compraba antes los billetes completos ha desaparecido, y ahora se llevan un décimo o dos. La media del gasto es inferior", apostillaba Francisco Ferrer, gerente de la administración número 1 de El Ejido, la más antigua del municipio. De hecho, "las ventas han descendido en torno a un 40 por ciento" en algunas administraciones.

Para un vendedor de lotería, "repartir la suerte es una satisfacción", afirmaban, lo triste que es un juego y como todo nunca se sabe dónde estará la fortuna. Aunque desde hace meses los números de lotería para este sorteo cuelgan de las administraciones, locales, restaurantes o bares, es en estos últimos 15 días cuando más aumentan las ventas, aunque "el grueso de las ventas son las peñas", apuntaba García. El Ejido es afortunado. Han sido numerosos los premios de lotería que se han repartido en la zona, aunque hay ejidenses como José Francisco Fernández, que aseguran que "la lotería sólo toca a una minoría, pero todos tenemos ilusión de que seremos afortunados".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios