El conde de Ofalia y la división de España en provincias

  • Sucesión. En la cuestión carlista, Almería era Isabelina. El Ayuntamiento jura el 24 de Julio del año 1833 en la Catedral a Isabel II como heredera del trono de España

Almería, contaría con el apoyo del Conde de Ofalia en los años finales del Reinado de Fernando VII, la política Real tornó hacia un moderantismo, especie de Despotismo Ilustrado, al acercarse la cuestión sucesoria, para defenderse los fernandinos de los ultra conservadores partidarios del hermano del Rey, el Infante don Carlos, que deseaban que éste ocupase el trono de España.

Cea Bermúdez, fue Ministro de Estado y Primer Ministro, el Conde de Ofalia, Ministro de Fomento hasta el 20 de Octubre de 1833 y Secretario del Consejo de Gobierno de la Reina, Ministro de la Reina Regente, ambos procedían de la carrera diplomática. Fernando VII observó desde septiembre de 1832, como parte de sus personas de confianza, encabezados por Calomarde - su Ministro de Gracia y Justicia-, eran carlistas, querían por Rey a su hermano Carlos… maniobra el moribundo Rey para encontrar la alianza de las potencias extrajeras, sus Jefes Diplomáticos en Inglaterra y Francia, Cea y Ofalia, con experiencia y amistades en aquellos países, desde el Gobierno podrían defender a su pequeña hija Isabel en el trono, consiguiendo el apoyo de las dos grandes potencias de Europa en caso de Guerra, las Guerras Carlistas, al mismo tiempo atraía hacia la causa de Isabel a la tendencia liberal, prefiriendo abiertamente a los moderados.

Almería era respetada por los partidarios del altar y el trono por la defensa de la ciudad

Almería era respetada por los partidarios del ALTAR Y EL TRONO por la heroica defensa de la ciudad durante el ataque liberal de los COLORAOS sobre las murallas de Almería en Agosto de 1824. En muchas ocasiones, vemos a los informantes del Rey, sean sus cónsules en Gibraltar o Tánger, o al apoderado de los mineros y fabricantes de plomo de la Provincia de Granada -las minas de Sierra de Gádor pertenecían entonces a Granada-, alabando el comportamiento de los almerienses y pueblos de Rioja, Gádor. Roquetas, Félix, Vícar, Benhadux, por sus acciones a favor de la causa del Rey Fernando, recompensados al decretarse en septiembre de 1824 que tales minas tuviesen libertad de explotación, favoreciendo a 20.000 familias cercanas a la Sierra de Gádor que tenían por único sustento sus ganancias en las minas de alcohol y plomo alpujarreño (Archivo Ministerio de Justicia, Madrid, legajo 7973), beneficiando a los almerienses. Las Cortes Liberales en 1822 votaron por Almería Capital de Provincia, los fernandinos no defraudaron a quienes con las armas defendieron la ciudad del ataque de los partidarios de la revolución liberal en 1824. Almería era una ciudad amurallada, con puerto, además de había demostrado su fidelidad al Rey, Almería contaba con simpatías en la Corte Madrileña en aquellos difíciles años de transición (1832-1833).

En la cuestión carlista, Almería era Isabelina, El Ayuntamiento jura el 24 de Julio de 1833 en la Catedral a Isabel II como heredera del trono de España, el Rey Fernando muere el 29 septiembre de 1833, el pretendiente don Carlos no reconocía como Reina a su sobrina, la niña Isabel, y mantenía su exilio en Portugal a la vez que fomentaba la insurrección contra Isabel II… Almería fue fernandina, después isabelina; el Conde de Ofalia, siempre cerca de la Reina Regente María Cristina, ayudaba para que Almería tuviese la Capital de su Provincia. Así documentamos:

Los Boletines Oficiales de la Provincias (BOP), se crean por R. O. de 20 de Abril de 1833, siendo Ministro de Fomento el Conde de Ofalia, ya se sabía que España se dividía en 49 Provincias, no en 52 como recogían los decretos liberales, que nunca tuvieron vigencia, de Enero de 1822. Hubo múltiples trabajos desde diciembre de 1825, en Comisión impulsada por Real Orden de Fernando VII, para realizar la división territorial.

Por R.O. del 16-12-1825, se establece una Comisión para la división territorial de los Tribunales y Juzgados de España, la forman Larramendi, ingeniero de caminos y antiguo impulsor, junto con Bauza, de la división administrativa española de 1822 y Martín Fernández Navarrete, marino, matemático, amigo de Bauza, éste en 1825 en el destierro. Además Calomarde, desde Gracia y Justicia, ordenó trabajos sobre la división de Juzgados en España, impulsados por el jurista Lamas Pardo, antiguo rector en Santiago y que en Madrid trabajaba en Gracia y Justicia, realizaban la división de los partidos judiciales de las Provincias de la nación. Desde 1829 mantienen contactos Lamas y Larramendi, uniéndose a éstos trabajos el abogado y Geógrafo Fermín Caballero. Los trabajos de la división administrativa son entregados por Larramendi y Lamas al Ministro Calomarde el 22 de Mayo de 1831 (José Ignacio Cabreiro Núñez. "Los Orígenes de la División Administrativa en España", INAP, 2012), por circunstancias políticas -inclinaciones carlistas de Calomarde- no son presentados al Gobierno de Fernando VII.

La división administrativa estaba realizada en el Proyecto de Larramendi de 1829, que recogía los trabajos que en Gracia y Justicia realizaba Lamas, lo encontró en el Palacio de las Cortes Jesús Burgueño, esta división la recoge en su tesis doctoral y en su obra "Geografía Política de la España Constitucional" (así lo expone José Ignacio Cabreiro en su obra mencionada). Según Fermín Caballero, Lamas además de entregar redactada la división de España, presentó un mapa con la división territorial, mapa que sería trabajado por Fermín Caballero.

La Revista Española, 25, del 29-1-1833, siendo Ministro de Fomento el Conde de Ofalia, publica: "Afortunadamente está ya terminado el importante trabajo de la división de Provincias y Partidos, de Lamas Pardo, del Consejo de Órdenes y José Larramendi, director de Correos".

Fermín Caballero en El Boletín de Comercio del 2 de septiembre de 1833 -siendo Ministro de Fomento el Conde de Ofalia- , daba a conocer que la Comisión encargada de la división territorial de España había entregado sus trabajos al Ministerio de Fomento. El Conde Ofalia, el Ministerio de Fomento, poseía la división territorial de 49 provincias, entre ellas Almería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios