balanegra

La cuerda se tensa aún más

  • Berja irá a los tribunales al no contemplar los presupuestos la deuda y el personal tras su segregación El Consistorio responde que les debe un millón

La relación entre el Ayuntamiento de Berja y Balanegra cada día que pasa es más convulsa y está más judicializada. Desde que en junio del año pasado la segunda localidad consiguiera la segregación de la primera y se despojase del título de Entidad Local Autónoma (ELA), las relaciones entre ambas han estado siempre marcada por la tensión.

El último capítulo ha tenido lugar esta semana cuando el equipo de Gobierno del Ayuntamiento virgitano ha aprobado en Junta de Gobierno, tal y como adelanta el portal web berjadigital, interponer un recurso contencioso administrativo frente a los Presupuestos de 2016 del Ayuntamiento de Balanegra puesto que "no recoge partidas para asumir la deuda, ni plazas para asumir el personal que le corresponde como consecuencia de la ejecución de las medidas contempladas en el Decreto 144/2015, de 2 de junio" el que aprobaba la creación del municipio de Balanegra.

Una noticia que ha cogido por sorpresa a la alcaldesa de Balanegra, Nuria Rodríguez, que dice sentirse "sorprendida" por la actuación del Ayuntamiento de Berja "ya que estábamos en conversaciones y negociaciones para solucionar este tema y de pronto deciden de forma unilateral judicializarlo".

Rodríguez explica a Diario de Almería que en los presupuestos de 2016 de Balanegra, los primeros de esta localidad tras su independencia, no pueden contemplar las partidas de deuda y de personal "porque aún no sabemos qué es lo que debemos y qué personal tenemos que asumir ya que para eso estábamos en negociaciones y conversaciones con el Ayuntamiento de Berja".

La regidora además también se pregunta si el Ayuntamiento virgitano ha tenido en cuenta que "a nosotros también nos deben bastante dinero. Según nuestros cálculos, que nos han hecho desde los servicios de recaudación de Diputación, entre la transferencia corriente anterior a la segregación, unos 150.000 euros, y los cerca de 800.000 euros de impuestos que han cobrado en nuestro nombre como el de los vehículos y las contribuciones casi llegamos al millón", desglosa.

"Habría que preguntarles si ellos saben que tienen deuda con nosotros. Quedan muchas transferencias todavía por hacernos", espeta la regidora que anuncia que "no es lógico que adopten esta postura porque ellos han hecho sus cuentas sin tener en cuenta lo que nos deben".

La alcaldesa también ha lamentado que desde que tuvo lugar la segregación hasta que se pudieron sentar para entablar conversaciones y negociar toda esta problemática tras la segregación pasó medio año. "Hasta Navidad no pudimos hablar con ellos", apunta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios