La delegación de Educación, tomada por representantes del profesorado

  • Una treintena de miembros de la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública se encierran de forma indefinida para protestar por los recortes del Gobierno central y el ajuste financiero de la Junta de Andalucía

Una treintena de miembros de la Plataforma Andaluza por la Enseñanza Pública, conformada por CCOO, CGT, UGT, USTEA, Fapace y Sindicato de Estudiantes, llevan encerrados desde mediodía de ayer en la Delegación de Educación de Almería y lo harán por tiempo indefinido, "hasta que las fuerzas de seguridad nos echen de aquí", según informa el Secretario General de Enseñanza de CCOO en Almería, Antonio Valdivieso, quien, durante el día de ayer, mostró su indignación con el trato que le dieron desde la delegación de Educación: "Sólo nos dejan estar en el hall y nos han cerrado el resto de dependencias. El trato no está siendo bueno. Hemos visto que el delegado Jorge Cara entra y sale del edificio y en ningún momento ha querido hablar con nosotros, que lo que estamos haciendo es representar al sector de la educación de Almería y defender sus derechos".

Los motivos que han llevado a estos representantes del profesorado a encerrarse en las instalaciones de la delegación tienen que ver con el decreto que se tramita en el Congreso de los Diputados y que supone un recorte millonario en el sector y por las medidas incorporadas en el Plan de Estabilidad Financiera que ha presentado la Junta de Andalucía al estado por las medidas de recorte que tiene tanto para los empleados públicos como para la educación en general.

Esto supone que en educación secundaria se va a aumentar en dos horas la jornada lectiva, según Valdivieso, "en cada instituto medio van a sobrar 10 profesores". Los datos que bajara el sindicato CCOO al respecto apuntan que entre 1000 y 1500 profesores pueden ser despedidos o no contratados de nuevos; que en torno a 500 personas de personal laboral también se van a ver afectadas: y que los interinos pasarán a tener una reducción de jornada del 15% y de su haberes adicional de otro 15% más. "Vamos a entrar en una época de precariedad importante", manifiesta el secretario general.

Otro de los asuntos que creen que afectará a la enseñanza es el de la ratio que cumplirán las aulas. Según Antonio Valdivieso, a pesar de que llevan dos años denunciando que "se está incumpliendo de forma sistemática, se van a subir y lo vamos a comprobar durante el primer trimestre del próximo curso". De esta forma, el secretario general ejemplifica casos de alumnos por aulas: "Nos vamos a encontrar aulas de primaria con 30 alumnos, secundaria con 35 y bachillerato mas de 40 alumnos, esto supone un retroceso de más de 30 años atrás en cuanto a la calidad de la educación. Existen otras medidas que se podía haber tomado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios