La nueva desaladora no requerirá una evaluación de impacto ambiental

  • El Ministerio de Medio Ambiente afirma que las modificaciones en el sistema de toma de agua "no supondrán ningún impacto significativo" en la zona afectada

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) no someterá al proceso completo de evaluación de impacto ambiental al proyecto modificado de la nueva desaladora del Bajo Almanzora al considerar que las modificaciones previstas en el mismo, que pasan por un cambio en el sistema de toma de agua bruta, que ahora pasará a realizarse mediante una toma abierta submarina a 900 metros de la línea de costa, "no supondrá ningún impacto significativo" sobre los valores ambientales de la zona.

Según recoge la resolución del MARM consultada por Europa Press, el trazado de dicha toma en un medio "tan sensible como el marino" se realizará en paralelo y en la misma zanja que el emisario ya previsto en el proyecto original, por lo que "será necesario aumentar la dimensión de dicha zanja en el tramo conjunto, generándose más sobrantes del dragado de la misma".

Hay que recordar que dicha modificación en el proyecto original, cuya ejecución fue encomendada a la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas, Acuamed, se ha producido debido a que en la en la ejecución de los pozos previstos en el proyecto original para la toma de agua, se ha visto que el caudal medio es del orden de un 50% inferior al estimado.

Tal y como aclara el MARM, la nueva tubería de toma de agua bruta se sitúa en el interior del LIC de fondos marinos del Levante almeriense, que se declaró, fundamentalmente, para proteger las praderas de Posidonia oceánica que existen en su interior. Sin embargo, el Ministerio afirma que de la evaluación del proyecto original se dedujo la "falta de afección sobre las mismas por el trazado de la tubería de salmuera", ya que las praderas más cercanas se encuentran a más de 1 kilómetro de distancia al sur de la actuación.

Asimismo, el MARM indica que la ubicación del proyecto prevista "no afecta a ningún espacio de los incluidos en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía". Igualmente, señala que en cuanto a la Red Natura 2000, el tramo norte del encauzamiento de la Rambla de Canalejas linda con el LIC de Sierras de Almagrera, de los Pinos y el Aguilón, aunque "sin llegar a afectarle".

En definitiva, considera que el promotor ha previsto las medias preventivas y correctoras "adecuadas a las afecciones propias de cualquier obra civil", entre la que destaca la coordinación de las nuevas actuaciones con las proyectadas en el proyecto original aprobado y actualmente en ejecución, la gestión de tierras sobrantes y la restauración ambiental de los espacios afectados por las obras.

La nueva obra de toma del proyecto incorporará nuevas actuaciones tales como una conducción submarina de 900 metros de longitud paralela y en zanja conjunta con el emisario submarino de salmueras, e igualmente incluye la torre de captación sobre el fondo marino y el lastrado del inmisario.

También supone la construcción de una estación de bombeo de agua de mar para la impulsión hasta la planta, que se ejecutará íntegramente bajo el nivel del terreno natural. Además, el proyecto de modificado prevé la incorporación de variadores de frecuencia en el bombeo a alta presión, que permitirán optimizar el consumo energético al permitir modificar la presión según varíen las condiciones de la calidad del agua.

Asimismo, supondrá el dragado del cauce y modificación de la margen derecha del actual encauzamiento de la rambla Canalejas en su entronque con el río Almanzora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios