Casi ocho años después, primer paso en firme de 'Almería Alta Velocidad'

  • La sociedad se creó en julio de 2010 para las obras de integración urbana del ferrocarril en la ciudad

  • La inminente licitación del minisoterramiento de El Puche será la primera intervención

El concejal de Urbanismo junto al secretario de Estado de Infraestructuras. El concejal de Urbanismo junto al secretario de Estado de Infraestructuras.

El concejal de Urbanismo junto al secretario de Estado de Infraestructuras. / diario de almería

El consejo de administración de la Sociedad Almería Alta Velocidad aprobó en su sesión del mediodía de ayer el texto de la adenda para encargar a ADIF la ejecución de las obras de integración ferroviaria en El Puche. La inminente licitación, antes de que acabe el año, será el primer paso en firme del ente que constituyeron en julio de 2010 el Ministerio de Fomento, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de la capital para llevar a cabo el soterramiento integral de las vías del tren. El proyecto inicial para la llegada de la Alta Velocidad con una nueva estación y conexión con el puerto tenía un coste global de 279,2 millones de euros, siendo aparcado por las administraciones a cambio de fasear los tramos que se iban a soterrar partiendo de la actuación contemplada en el paso a nivel de El Puche. La sociedad ya había firmado anteriormente una cesión de los terrenos ferroviarios para las zonas verdes y viales que ocupa el parque de la estación, si bien su primera encomienda de obra de soterramiento se aprobó ayer, casi ocho años después de su fundación. Almería Alta Velocidad dio ayer luz verde al proyecto de construcción con el que desarrolla la solución aprobada a finales de julio, una actuación que cuesta en torno a 23 millones de euros con un plazo de ejecución de 13 meses y el traslado provisional a Huércal de la estación de cabecera.

Una vez autorizada la adenda de encargo a Adif por el Ministerio de Hacienda, será precisa que la actuación prevista sea aprobada por el Consejo de Ministros con la previsión de que se complete toda la tramitación y sea licitado antes de que acabe el año de manera que pueda estar en obras en el último trimestre de 2018. Al término del pleno de la sociedad, el concejal delegado de Urbanismo, Miguel Ángel Castellón, destacó el hito para la ciudad, después de años de estudios y debates sin conseguir resultados palpables. Mostró su satisfacción porque será el primer tramo soterrado de ferrocarril, la primera de las sucesivas fases en las que una comisión técnica viene trabajando desde septiembre. "El ministro le dijo al alcalde que se iba a implicar al máximo con esta actuación y ha cumplido porque en unos meses vamos a licitar una de las obras públicas más grandes de la ciudad en los últimos años".

La supresión del paso a nivel de El Puche supone actuar en 1.150 metros, el espacio comprendido entre el Polígono Sector 20 y las inmediaciones del paso superior de la carretera de Níjar, dónde se mantendrá un radio mínimo en planta de 750 metros y un tramo entre pantallas de 645, actuación válida y adaptada a la doble vía soterrada de la futura llegada del Corredor Mediterráneo con un paso soterrado de 170 metros. La financiación se reparte según el convenio suscrito en mayo de 2010 por el que Grupo Fomento aporta un 67%, el Ayuntamiento un 20,6% y la Junta de Andalucía el 12,4% restante. Esta solución soterrada compatible con la línea de AVE que llegará desde Murcia acaba con un punto negro de la circulación en la capital y será la primera actuación para liquidar la histórica división de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios