Una deuda con Diputación hace peligrar el futuro del municipio

  • El Ayuntamiento se ha visto obligado a pedir la refinanciación de varios proyectos y solicitar al área de Hacienda fraccionar el débito de 81.400 euros en varios pagos

"Los pueblos pequeños como Bayárcal estamos condenados a la extinción". Así define su alcalde, Jacinto Navarro, la situación económica que atraviesa este municipio del Poniente que cuenta con una población de 380 vecinos y que se ha visto obligado a rechazar la puesta en marcha de varias actividades deportivas y culturales impulsadas por la Diputación en la localidad al carecer de fondos para sufragar la parte proporcional que le corresponde.

Y es que la crisis económica que azota el país ha comenzado ya a provocar el asfixiamiento de muchos ayuntamientos que ven reducidas sus arcas municipales y diezmadas sus actividades de toda índole por falta de recursos, como es el caso de Bayárcal que según el diputado de Hacienda, José Añez, "atraviesa grandes dificultades económicas y nos ha pedido que le refinanciemos varios proyectos y fraccionemos el pago de la deuda que mantiene con la Institución Provincial".

Su regidor asegura que "el anterior equipo de Gobierno del PP nos dejó un débito con Diputación de 81.400 euros más una subvención de la que desconocemos el importe y que no se justificó por lo que la deuda puede engordar y mucho". Una situación que ha provocado "que tengamos que renunciar a todo tipo de actividades ", afirma Navarro y que puede provocar la paralización económica y social del municipio al no disponer de fondos.

Por esta razón, explica el primer edil "hemos pedido una reunión con los técnicos interventores de Diputación para buscar una solución a este problema. Tienen que ser humanos. Deben repartir esa deuda en 8 años -los que estuvo gobernando el PP hasta 2007- para poder pagarla porque si no, no podemos" .

Navarro ha descartado llevar a cabo una operación de crédito "porque no podemos castigar al pueblo subiéndole los impuestos por la mala gestión llevada por el PP anteriormente" y explica que "no podemos tampoco reducir la plantilla ya que sólamente tenemos un auxiliar y el secretario y luego a media jornada un técnico para el centro Guadalinfo, una limpiadora y un monitor deportivo. Ni yo ni el resto de concejales cobramos nada".

Con este panorama, el regidor lamenta que "nadie nos apoye ya que la actividad empresarial aquí es nula porque no tenemos polígonos industriales ni siquiera suelo para poder ofrecérselo a Diputación Provincial para puedan construir viviendas protegidas con todo lo que ello supone para darle vida la pueblo".

El presupuesto para este año del municipio asciende a unos 700.000 euros "con los que cubrimos los servicios básicos y las inversiones son casi nulas" razón por la que les es imposible hacer frente a la deuda con Diputación.

En este sentido, el municipio va a ver revitalizada su actividad en los próximos meses gracias al Fondo Estatal de Inversión Local del Gobierno de Zapatero y el Plan Proteja de la Junta. Con el primero, cuya ayuda asciende a más de 48.000 euros el Ayuntamiento ha solicitado la construcción de un tanatorio municipal. Y con el segundo, con un importe de 30.600 euros, desde el equipo de Gobierno se va a construir un muro de mampostería.

Dos obras que van a dar un respiro momentáneo al municipio a la espera de conocer como puede pagar la deuda adquirida sin castigar a sus vecinos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios