El centro de discapacitados con graves problemas de conducta cumple un año

  • Se trata de la primera residencia de la provincia que ofrece este servicio integral

El municipio de Vélez-Rubio acoge desde hace un año la primera residencia de la provincia para la atención integral de personas con discapacidad intelectual con graves y continuados problemas de conducta, que gestiona la Asociación de Padres y Familiares de Discapacitados Psíquicos de la zona norte de Almería- Apafa-. Un servicio con el que se pretende proporcionar a este colectivo los apoyos necesarios para mejorar su calidad de vida y la de sus familias, llevado a cabo con la financiación de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía y el Grupo de Desarrollo Rural de los Vélez, con la colaboración de otros organismos y entidades.

Esta unidad residencial atiende a 15 personas en tres viviendas individuales con una planta baja común que cuenta con salón de actos, varios despachos, un vestíbulo, archivo, cuarto de instalaciones, almacén, aseos y vestuarios, una sala SPA y un distribuidor.

Se trata también de la primera entidad en instalar en la provincia de Almería un sistema innovador de climatización denominado "de techo frío" combinado con suelo radiante, que se alimenta con energía obtenida mediante placas solares, y que sirve también para abastecer de agua caliente sanitaria a todo el edificio

La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, a través de la Agencia Andaluza de la Energía, concedió un incentivo de 90.382 euros a Apafa para este fin de una inversión total de 150.636 euros. Con este pionero sistema de climatización combinado se consigue un ahorro energético estimado de 39.442 Kwh y se evita la emisión de 27.500 kg. de CO2 a la atmósfera.

Esta residencia está ubicada junto al Centro para la Atención Integral de Personas con Discapacidad Intelectual, igualmente gestionado por Apafa, que cuenta con un servicio de atención temprana, un centro ocupacional, una unidad de día y un servicio de apoyo escolar para menores de 16 años, donde se atienden en total a casi un centenar de personas.

Así, la Consejería para la Igualdad ha aportado para la construcción y equipamiento de estas residencias más de 3,2 millones de euros de los 5.5 millones de euros que se han necesitado para poner todo el complejo en marcha desde 2005.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios